} -->

Bollos preñaos asturianos


La gastronomía asturiana es muy variada y sabrosa, yo siempre que voy creo que vuelvo con unos kilos de más, pero tan a gusto, por eso en casa he intentado repetir muchas de sus recetas como el arroz con leche, fabes, los tortos de maiz... y hoy llega el turno de los bollo preñaos, pan preñao o choripan. Para quienes no los conozcan, es es una pieza de pan rellena de chorizo o panceta (de ahí el adjetivo preñado). Suele ser de pequeñas dimensiones y se prepara para las diversas festividades primaverales al aire libre celebradas en La Rioja, Asturias y Cantabria, suele estar acompañado de sidra. He visto varias recetas en la red y al final me he decidido por la de Noelia de La cucharina mágica, que es asturiana y seguro que sabe bien de lo que habla. Lo ideal hubiera sido utilizar un buen chorizo asturiano, pero de momento he utilizado uno que compré en Valladolid.


Ingredientes:
3 chorizos asturianos
500 g de harina de fuerza
180 g de leche tibia
100 g de aceite
1 huevo
25g de levadura de panadero
1 cucharada de postre de sal
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Disolvemos la levadura en la leche tibia. Colocamos la harina en forma de volcán y añadimos la el aceite, el huevo batido y la leche y removemos y por último la sal.


Amasamos durante 10-15 minutos hasta formar una bola y lo dejamos levar durante un par de horas en un cuenco tapado con un paño húmedo.


Damos forma a los bollitos formando unas 12 bolas con el chorizo en el interior y dejamos reposar unos 15-20 minutos más. Cogemos una bolita de masa, ponemos el chorizo y lo cerramos bien.


Los metemos en horno precalentado a 180º durante unos 15-0 minutos hasta que se dore.


Dejamos enfriar y listo.


El origen de este bollo se pierde en la noche de los tiempos y aunque se cuentan varias historias no se sabe cual es la cierta. Parece que ser que en el siglo XVI, las fiestas de La Balesquida, tras la misa, se repartía a los cofrades el almuerzo, consistente en «un torrezno, pan de fisga y medio cuartillo de vino pasado el monte», una tradición que dio origen al actual Martes de Campo. Esa costumbre se fue extendiendo y ha alcanzado gran éxito.


Podeis probar otros tipos de relleno como panceta, jamón queso... y así veis como queda por dentro:


Tiempo: 
Dificultad:



11 comentarios:

  1. A partir del día de san Juan, no hay fin de semana que no disfrutemos de esta receta de fiesta en fiesta, cada finde hay una y todas tienen su día del bollo. Falta la sidra y a disfrutar.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Que bueno los bollossss ,se ven tremendamente ricos y me encanta lo de poner distintos rellenos,tengo k probar de hacerlos ,besitos

    ResponderEliminar
  3. Por mi tierra también son bastante comunes. Están riquísimos. Besiños.

    ResponderEliminar
  4. Pues si que saben preñarse los asturianos jajajaja que bueno ummm, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  5. Carmen, menuda pinta que tienen!! me apunto ya!! bsss

    ResponderEliminar
  6. Uf! Qué pecado! Cada vez que los hace mi madre me tengo que ir para no acabarmelos todos! Qué ricos!

    ResponderEliminar
  7. Como buena asturiana! Te digo que no hay mejor cosa que unos bollinos preñaos recién hechos acompañados de una buena sidra! mmmm te han quedado de escándalo!!! Besos

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado divinos!!!!!!!!!!! En toda buena fiesta de prao siempre hay bollinos, y en las fiestas escolares, sobre todo hace años, se estilaba mucho darles a los nenos los bollos preñaos :)

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, son un pecado! Qué buena pinta, hija, están para no dejar ni las miguitas.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips