} -->


Ya veis que poco a poco estoy aprendiendo a hacer pan en casa, aunque como se que no todo el mundo tiene el tiempo o la paciencia, la receta que os enseño hoy es lo más fácil que vais a encontrar: no necesita saber amasar, ni esperar levados, ni siquiera que precalentemos el horno. Espero que así veáis lo rico que puede estar el pan hecho en casa y os lancéis a experimentar. 

La receta la he tomado prestada del blog de Su "Webos fritos", está en las dos versiones, manual y con thermomix, que es como la he hecho yo. Pero, como a todos los blogueros no nos gusta copiar la receta tal cual, he variado la forma de introducirla en el horno, no lo he puesto en un molde de Pirex, lo he colocado en una bolsa de asar, sí, de esas de asar el pollo. Y me ha parecido comodísimo, y el resultado muy bueno. Además le he añadido pasas y nueces, que no llevaba la receta original.



Ingredientes
310 gr harina de fuerza
175 gr de agua
20 gr de aceite
15 gr de levadura fresca
Una cucharada pequeña de sal
Un puñadito de pasas
Un puñadito de nueces



Elaboración:
Tradicional:1. Colocar en un bol grande la harina, y desmigar la levadura en el centro.
2. Añadir el aceite y el agua. Amasar todo durante 10 minutos. En la mitad del amasado añadir la sal.
3. Continuar amasando con movimientos firmes, hasta formar una bola.
Añadir las pasas y las nueces.

Thermomix:
1. Poner en el vaso de la thermomix, el agua, el aceite y la levadura, 2 minutos, 37˚, vel.2
2. Añadir la harina y la cucharita de sal, mezclar unos 10 segundos a vel. 6 y programar dos minutos vel. espiga.
3. Mirar si la masa se despega de las paredes. Nos tiene que quedar una masa manejable pero no en exceso pegajosa. Si es así, añadir un poco más de harina, porque no todas las harinas absorben la misma cantidad de líquido. Añadir las pasas  y las nueces.



4. Poner en las manos un poco de harina y en la mesa donde vayamos a trabajar. Darle una forma redondita como de hogaza. Pincelar con un poco de aceite y lo espolvoreamos con harina.
5.  Hacer unos cortes rápidos con un cúter afilado. No os preocupéis en exceso si no salen muy bien: así le dará un toque rústico.
6.Colocarla en una bolsa de asar




7. Meter en el horno en frío y ponerlo a 220˚ durante unos 40 minutos, hasta que lo veamos hecho. Sí, sí, en frío, sin precalentar.



Y que no se nos olvide agregar la sal al pan, y en el orden que os indico, porque si la levadura la ponemos en contacto directo con la sal, pierde su función.


Podéis ver en esta foto como estaba la miga. Respecto a la cantidad de tropezones es un poco al gusto, a mi para comerlo normalmente me gusta que lleven pocos, pero si es para tostas o canapés me parece que le dan el toque perfecto.



Dificultad: baja


Estos días no dejamos de ver recetas con bacalao, por eso quiero dejar mi granito de arena. Cuando yo era pequeña el bacalao lo vendían en las tiendas de ultramarinos,  y todavía lo podemos seguir viendo en algunas mantequerías clásicas. Además es una de las comidas típicas de la cuaresma.

El famoso dicho de "cortar el bacalao" se refería a que cuando alguien compraba el bacalao, el encargado de cortarlo era el dueño, ya que era la persona que se suponía que tenía más experiencia en el manejo de los cuchillos y por lo tanto más capacitado para ello que cualquiera de sus trabajadores.

El bacalao que he cocinado son unos solomillos desalados de La Bacaladera, una empresa dedicada a la importación, transformación y venta de pescado desde 1955, podéis visitar su tienda online



Ingredientes:
2 solomillos de bacalao fresco desalado
2 dientes de ajo
2 rebanadas de pan
aceite de oliva virgen extra
200 ml de caldo de pescado

Elaboración:
Ponemos aceite en una sartén, doramos los ajos, añadimos la rebanada de pan y la doramos también. Vamos echando, poco a poco, el caldo de pescado.



Trituramos todo con la batidora.


Pasamos el bacalao a la plancha, con muy poquito aceite y muy poco tiempo.




Ponemos en el fondo del plato la salsa de pan y ajo, y encima colocamos el bacalao.



Este plato hay que servirlo inmediatamente, ya que el bacalao si se vuelve a calentar se secaría mucho.


Dificultad: media

Más recetas:

Si os gusta desayunar o merendar un bizcocho casero, aqui teneis una receta de bizcocho distinta, pues lleva solo almendra en polvo y queda muy esponjoso, me recuerda un poco a la tarta de Santiago. Además es un bizcocho apto para celiacos e intolerantes a la lactosa.  Estuve buscando en la red una receta que solo llevase almendra, y encontré ésta, es del blog Maruja limón
La almendra tiene un elevado valor nutritivo. Destaca su composición en proteínas (20%), fibra (14%) y grasa (53,5%), en su mayor parte en forma de ácido oleico. También cabe destacar su contenido en minerales (magnesio, hierro, potasio) y vitaminas (E, B1, B2...).

Ingredientes:
  • 200 g de almendra molida
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de levadura en polvo sin gluten o bicarbonato de soda
  • 75 g de azúcar
  • Sal
  • Azúcar glas (para decorar)
  • Margarina (para engrasar el molde)
Elaboración:
Echamos los huevos en un cuenco, añadimos el azúcar y la sal  y removemos con unas varillas, hasta que doble su volumen. Como bien sabeis la pizca de sal sirve para realzar los sabores.
Precalentamos el horno a 180º


Añadimos la almendra, la levadura y mezclamos todo bien.


Untamos un molde con margarina, así evitaremos que se nos pegue al desmoldar.


Volcamos en el molde la masa.


 Metemos en el horno, a 180º,  unos 30 o 35 minutos.


Después lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos.


Espolvoreamos con azúcar glas.


Si quereis darle un toque especial, durante la elaboración podéis añadir alguna esencia que complemente el sabor de la almendra, como naranja o limón, o una cucharada de cacao en polvo.



Dificultad: baja

Tiempo: 30 minutos en horno.

Recordad que si queréis preparar esta receta para intolerantes debéis comprobar el etiquetado de los productos y lavar bien todos los utensilios para evitar la contaminación cruzada.

Más:
 

Ya estamos otra vez casi en Semana Santa, y como todos los años nos gusta volver a comer este típico dulce, esas torrijas que nos tomábamos de pequeños, y nos siguen gustando tanto. Antiguamente las torrijas se servían en los bares acompañadas por un vaso de vino (un chato) y hoy las podemos encontrar en casi todas las panaderías-pastelerías. Si quereis saber más sobre los platós tipícos de semana santa, pasaros mañana por mi otro blog http://gastroaventurasdecarmen.blogspot.com.es/

Como sabéis me encantan los #diasde y este año Conxy del blog Gastro Andalusi nos ha convocado  a un grupo de amigos el 11 de abril para el #diadelatorrija, os dejo el logo.

Como ya tenía otra receta publicada de torrijas, con licor de café, esta vez las he querido hacer al aroma de naranja.

Ingredientes:
1 barra de pan especial de torrijas
1 litro de leche semi
1 naranja 
3 huevos
125 g de azúcar
canela en polvo

Elaboración:
Ponemos en una cazuela la leche con la cáscara de naranja y el azúcar, lo dejamos hervir unos minutos y luego esperemos que se temple un poco.

         

Partímos el pan rebanadas un poco gruesas, las empapamos en la leche, y luego las pasamos por los huevos batidos.


Ponemos aceite de oliva virgen a calentar, y cuando esté muy caliente las vamos friendo, por las dos caras, insisto en que el aceite esté muy caliente porque si no absorberan mucho aceite y quedaran muy grasientas.


Cuando las saquemos las dejamos un rato en papel de cocina para que escurran el aceite, y luego las pasamos por azúcar y canela.


Las podemos tomar templadas o dejarlas enfriar en la nevera.


Si hacemos mucha cantidad es conveniente hacer un almibar con agua, azúcar, y miel, así nos aguantaran más días, aunque en mi casa muchos días no aguantan, uno de mis hijos se las puede tomar de desayuno, comida y cena.


Si tenéis ralladura de naranja también se le puede añadir encima del azúcar.



Tiempo:  25 minutos
Dificultad;  baja

Erase una vez una princesa que adoraba aprovechar las bondades que el bosque le ofrecía para sus recetas. Por eso preparaba galletas asegurando que daría suficiente energía a sus 7 ayudantes, y las rellenenaba con compota de manzana, sabiendo que así conquistaría a su príncipe azul, y para cuidarse utilizaba harina integral y azúcar moreno. Esta princesa, como todas las princesas, era amable y bondadosa, por eso ha querido compartir hoy su receta con nosotros.


No, no me he vuelto loca, esta es una receta para el concurso de Mon del blog April´s Kitch #CocinadeCine. Después de darle muchas vueltas he optado por una receta inspirada en la película de Disney, un clásico que a todos nos maravilló.


Blancanieves era una de las películas preferidas de mi hija y estas galletas son el homenaje perfecto.


Tienen manzana en la masa de la galleta y en el relleno:


Son la excusa perfecta para estrenar mi nuevo molde:


Ingredientes:
Para la masa de la galleta:
70 gr de aceite de oliva
70 gr de zumo natural de manzana
50 gr de azúcar moreno o panela
150 gr de harina de trigo
150 gr de harina integral de trigo
 media cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela en polvo

Para el relleno:
Compota de manzana

Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Poner en un bol el aceite y el zumo con al azúcar moreno o la panela, batiendo hasta disolver completamente.


Aparte, mezclar la harina, sal, bicarbonato y canela y lo añadimos poco a poco a los ingredientes líquidos. 
Amasamos hasta que quede todo bien integrado y lo dejamos reposar media hora en la nevera.


Lo extendemos con el rodillo y le damos la forma deseada.


Estas navidades me regalaron por fin un cortapastas con forma de manzana como el logo del blog.


En este caso lo que he hecho es hacer 2 formas simétricas, poner sobre la mitad una cucharadita de compota y tapar con la otra mitad. Entonces hay que sellar bien los bordes para que el relleno no se salga y listo.


Precalentamos el horno a 180º y horneamos unos 10 minutos (depende de la forma).


Dejamos enfriar y listo.


Así se verá el interior:


Otra opción es rellenarlas despues de hornearlas tipo sandwich:


y quedará asi:


Fueron felices y comieron... galletas de manzana!!


Cuidado con utilizar recetas de desconocidos... podrías acabar mal:


Más recetas:
  
Blogging tips