} -->

Siempre me ha gustado viajar y conocer otros lugares, y a través de la cocina puede conocerse mucho de otros lugares. Así gracias a los blogs he podido conocer también muchos otros sitios virtualmente. Gracias a Manu, Juana y Cati he conocido un poco mejor la gastronomía mediterránea y mallorquina. Pero la receta de hoy viene de la mano de otra balear de pura cepa que hace poco he podido conocer y es una belleza por dentro y por fuera: Maria Jose de Dit i fet. Gracias a ella, he probado esta receta y me ha gustado tanto que la comparto con vosotros.


La coca es una receta similar a la pizza italiana, pero que al contrario que esta no lleva queso. Parece que la coca se inventa gracias al aprovechamiento de la masa de pan que no se había hinchado. Desde entonces han surgido innumerables versiones dulces y saladas. En este caso la haremos de verduras, en concreto de trampó, que es una ensalada mallorquina de verano que tiene tres únicos ingredientes : tomate, pimiento verde y cebolla, bañado con aceite de oliva y alegrados con una pizca de sal y pimentón. Rico y sabroso, pero además sano.





Ya sabéis que me encanta conocer nuevos productos, hoy os voy a hablar de unas barritas nuevas de soja y fruta, se llaman SOYJOY. No son las típicas barritas duras, éstas son parecidas a un bizcocho, de textura mucho más blanda. Seguramente, muchas veces, a media mañana o por la tarde, tienes hambre, y todavía queda mucho para la hora de la comida, ahora con estas barritas, y su poder saciante, ya tienes la solución. Es saludable gracias a la soja integral y nutritivo y sabroso gracias a la fruta natural. Os preguntaréis de donde ha surgido esta nueva idea, pues de Japón, ha tenido un gran éxito en Tokio, Hong Kong, Shanghai, Nueva York, Singapur, y ahora en Europa.

Hoy vengo con una trenza de masa brioche, poco a poco voy perdiendo el miedo a este tipo de masas con levados. He optado por un relleno de praliné de avellanas para hacerla especial (también os doy la receta más abajo), pero podeis probar también con nutella o mermelada.


La receta para la masa es una adaptación de la de Iban Yarza de su libro "Pan casero"
Así se ve de esponjoso se ve por dentro:



Seguimos probando recetas de bizcocho, esta vez con sabores muy tropicales gracias al coco y la piña, y con una presentación fácil y vistosa. Yo siempre recomiendo utilizar fruta para dar un toque especial a tus recetas, tanto dulces como saladas, ya sea fruta fresca, deshidratada, escarchada, incluso en este caso utilizando fruta en almibar y leche de coco.



Sigo experimentando con el pan, esta vez son unas barras de trigo y centeno, con masa madre, la excusa perfecta para celebrar el Dia Mundial del Pan o World Bread Day. Desde un par de años he estado experimentando, aqui teneis el recopilatorio con todas las recetas que he probado. Una de las cosas de las que me he dado cuenta es lo importante que es la masa madre.

Hay muchas formas de hacerla, la más sencilla: el primer día poner 100 g de harina de trigo y 100 ml de agua, el segundo día lo remueves, y luego cada día iba añadir 50 g de harina, y 50 ml de agua, hasta el 6º día,  a partir del tercer día veremos como va creciendo. Después el tarro lo colocas siempre fuera de la nevera, a temperatura de ambiente si vas a usarlo, pero si no vas a hacerlo metelo en la nevera y la masa madre se quedará "dormida". Además ayuda mucho utilizar harina de centeno, así la corteza estaba crujiente y la miga quedo tierna. Al llevar masa madre el sabor es más fuerte, sabe a pan casero, y como añadí un poco de levadura subió bastante, si solo hubiera llevado masa madre los tiempos de levado hubieran sido más largos.

Ingredientes:
200 g de harina de trigo de fuerza
50 g de harina integral de centeno
100 g de masa madre
150 ml de agua
5 g de sal
5 g de levadura fresca de panadero

Elaboración:
Como lo vamos a hacer con masa madre lo primero que tenemos que hacer es refrescarla. Añadimos 30 g de harina de centeno y 30 ml de agua, removemos y dejamos que repose por lo menos 1 hora, hasta que veamos que está activa y burbujeante.
Ponemos la masa madre en un bol, añadimos el agua, ponemos las dos harinas, la sal y la levadura.
Mezclamos todo hasta que la harina esté hidratada.


Volcamos la masa sobre la encimera, amasamos hasta que se quede una masa lisa y firme, formamos una bola y la metemos en un cuenco, la tapamos y la dejamos reposar en un sitio calido, hasta que el volumen aumente casi el doble, unas dos horas.


 Dividimos la masa en dos, amasamos y damos forma de barra, las dejamos crecer durante una hora y media, más o menos, esta vez crecerán menos.

Después las colocamos sobre un papel de horno, hacemos unos cortes oblicuos, y las ponemos en una bandeja de horno, precalentado a 240º, unos 35 minutos.
Vaporizamos con agua las paredes del horno.
Cuando lleve unos 15 minutos bajamos el horno a 200º, y horneamos otros 20 minutos más.


Las dejamos enfriar sobre una rejilla. Hasta que no esté bien fría no debemos partirla.


Podéis ver la miga como quedó de esponjosa, al llevar centeno el color del pan queda oscuro, pero, ya os he dicho, de sabor buenísimo.


Si sois fanáticos del pan os recuerdo que en el concurso por el 4º cumpleblog #PonUnLibroEnTuCocina uno de los premios es el libro Pan de Jeffrey Hamelman, traducido por Iban Yarza y cedido por Libros con Miga, asi que os animo a participar.



Tiempo: Horno 35 minutos

Más recetas de pan: 

Las natillas de vainilla y huevo son uno de los postres más típicos en todas las casas y restaurantes. Hoy os enseño 2 formas de hacerlo, a mano y en thermomix que es más rápido, y en ambos casos es mejor que utilizando el preparado de polvos. 

Además os propongo una forma distinta de hacerlo, con las galletas integradas en la masa, que he conocido gracias a Montes de Manzana y canela, y por eso la presento a su concurso por el 2º cumpleblog. Puede hacerse con galletas caramelizadas o las típicas maria, pero con oreo no me convence del todo, si lo habeis probado contadme.


Aunque se desconoce el origen exacto de las natillas, generalmente se sitúa su nacimiento en los conventos a lo largo de Europa. Su éxito se debe a que utilizan ingredientes muy sencillos y es muy fácil de hacer. Han surgido numerosas variantes como las natillas de chocolate, con galletas...



Ingredientes:
500 ml de leche
50 gr de azúcar
2 yemas de huevo
 una cucharadita de maizena (esto Montes no lo pone, pero yo siempre lo he hecho así)
16 gr de azúcar vainillado o unas gotas de esencia de vainilla
12 galletas María
canela molida
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Thermomix:
Echamos en el vaso la leche, los huevos, la maicena, el azúcar y el azúcar vainillado, programamos 6 minutos, 90º, velocidad 3. Agregamos las galletas y lo dejamos 2 minutos más a velocidad 2 sin temperatura.


Tradicional:
Empezamos separando las claras de las yemas. Coloca las yemas con el azucar normal y avainillado y removemos. A continuación agregamos la maicena y seguimos batiendo. Entonces lo ponemos a fuego lento y vamos añadiendo la leche poco a poco sin dejar de batir para que no se formen grumos. Por último añadimos las galletas troceadas.


Dejamos enfriar (os recomiendo de un día para otro). Sirve en recipientes individuales, espolvoréalas con un poco de canela en polvo y coloca encima de cada natilla una galleta.

Más recetas:
 




Esta receta es una de las que todos recordamos siempre, la hemos visto en nuestras casas y nos gusta volver a hacer, mi madre también lo hacía con patatas y calabacines. 

Ingredientes:
  • 4 o 5 pimientos 
  • 350 gr. de carne picada mixta (cerdo-ternera)
  • Cebolla
  • Pimienta Negra
  • Miga de pan o pan rallado
  • 1 Huevo
  • Leche
  • Vino blanco
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal


 Elaboración:


Se mezcla la carne con el huevo, un poco de pan rallado o miga, un chorrito de leche, 1/4 de cebolla, y sal, se deja reposar una hora.
Para aprovechar el tiempo vamos lavando los pimientos y cortamos la parte superior

Echamos un poco de aceite en una satén, y ponemos la carne que teníamos reposando, la ponemos a fuego lento y la movemos, no hace falta hacerla mucho porque luego en el horno se terminará de hacer.

Se mezcla la carne con el huevo, un poco de pan rallado o miga, un chorrito de leche, 1/4 de cebolla, y sal, se deja reposar una hora.
Para aprovechar el tiempo vamos lavando los pimientos y cortamos la parte superior



Cuando ya esté hecha la carne se rellenan los pimientos, los colocamos en una fuente de horno.
Metemos en el horno, a 200º, unos 30 o 35 minutos, hasta que veamos que estén hechos.



Si vemos que ha quedado un poco secos se puede hacer una salsa con cebolla,y caldo de carne y añadirsela. 


También podéis rellenar los pimientos de arroz,o de tortilla de patatas



Una de las pizzas preferidas de mi marido es la 4 quesos, asi que un día decidí sorprenderle con esta versión en empanada gracias a una bandeja de selección de quesos: brie, azul, cabra, emmental y tierno. Es una idea para preparar una receta original y divertida muy sencilla.



Ingredientes:
2 láminas de masa de empanada
quesos variados
1 huevo para pintar
2 tomates
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Partimos el tomate en rodajas y lo colocamos sobre la base de la primera lámina de empanada.


Extendemos los quesos por encima bien variados:


Tapamos y controlamos que está bien cerrado por los lados. Decoramos y pincelamos con huevo.


 Horneamos unos 30-40 minutos a 180º hasta que se dore. Servimos frio o caliente.


 Más:
  


Hoy vamos con una receta para fans del chocolate, tanto blanco y negro, unas deliciosas galletas muy simples de hacer. La receta la he encontrado en un básico de mi cocina: Gran Enciclopedia Sarpe, la cocina paso a paso (tomo 4 pag.1456.) Ya sabéis que estoy con el concurso #PonUnLibroEnTuCocina que anima a hacer recetas de nuestros libros de cocina, y este es uno de los primeros que tuve, por eso hoy lo he retomado. Si quereis participar os dejo toda la información aqui.



Ingredientes:
100 mantequilla
100 azucar glas
150 harina
30 gr de cacao en polvo
pizca de sal
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Esta receta es muy simple, primero mezclamos el azúcar con la harina, el azúcar, la pizca de sal y el cacao y luego agregamos la mantequilla a punto de pomada poco a poco. Hacemos una bola con la masa cuando esté todo bien integrado y lo dejamos reposar en la nevera media hora.



Extendemos la masa y le vamos dando la forma deseada. Yo en este caso he optado por un circulo sencillo.


Horneamos a 190º durante 8 minutos.



Dejamos enfriar y decoramos con el chocolate blanco. Podeis probar varias ideas.


Podeis guardarlo en una caja de lata (nevera si hace demasiado calor) y aguantaran un par de semanas.


Tiempo: 45 minutos
Dificultad: baja
Más recetas:
  


La cocina asturiana es amplia y rica. Ya os he enseñado las recetas de arroz con leche, tortos de maiz, bollos preñaos, fabes...y hoy es el turno del cachopo. Se refiere a dos filetes de ternera grandes y entre ellos jamón y queso. El conjunto se come frito y caliente tras ser rebozado en pan rallado y huevo y se suele servir con guarnición de patatas, pimientos y/o champiñones. A partir de esta forma original han surgido múltiples variantes de cachopos de pescado, pollo o cerdo y rellenos de marisco, cecina, setas, pimientos, quesos, espárragos, etc. y recuerda al cordon bleu.


Es habitual en los últimos años la publicación de guías y rutas de restaurante donde mejor se sirven los cachopos y la realización de concursos. Reúne lo que ahora los clientes de las fondas, sidrerías y restaurantes reclaman: es barato, tiene una buena relación calidad-precio, tiene un tamaño considerable y favorece la interacción social entre comensales. Y si os gusta la gastronomia asturiana no os olvideis de visitar el restaurante Tierra Astur del que os hable en mi otro blog Gastroaventuras.

Ingredientes:
filetes de ternera
queso
jamón serrano
huevo y pan rallado
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Como bien sabeis en recetas así de sencillas lo importante es contar con ingredientes de primera calidad. Aqui hay que hablar con vuestro carnicero de confianza para que os abran los filetes de ternera en forma de libro y muy finitos.


Entonces lo rellenamos con el queso y el jamón.


A continuación lo cerramos bien. Este paso es muy importante para evitar que se salga el queso durante la fritura. Podeis ayudaros con un palillo.


El siguiente paso el el empanado típico pasándolo por huevo y pan rallado.


Por último lo freimos bien y lo dejamos escurrir para quitar el aceite sobrante.


Y listo para tomar. No os preocupeis si el primero no queda perfecto, hay que coger el truco para que no quede crudo por dentro ni se queme por fuera.


Más recetas:
Blogging tips