} -->


El de hoy es un plato que seguro os sorprenderá, es un plato muy completo y tiene ese toque especial que lo hace diferente, es el toque de jengibre, tendremos que elegir una buena carne de ternera, además al llevar verduras resulta un plato muy sano.

Hoy además de recomendaros mi plato,  os voy a hablar de los maridajes: a la hora de escoger un vino, no hay una regla exacta, antes se decía que los tintos para la carne y los blancos para el pescado, pero ahora es más importante la forma en la que ha sido cocinado el plato, dependiendo de esta forma elegiríamos una variedad de uva (tempranillo, garnacha, cabernet, syrah)


Se denomina crepe (del francés crêpe, y éste a su vez del latín crispus, ‘crespo’) a la receta europea de origen bretón hecha fundamentalmente de harina de trigo, con la que se elabora una masa en forma de disco. Se sirve habitualmente como base de un plato o postre aplicándole todo tipo de ingredientes dulces o salados. Hoy os propongo una combinación de ingredientes para el relleno muy mediterranea.




Desde que existe internet estamos acostumbrados a buscar en google cualquier receta, pero no siempre ha sido así, por eso a veces cuando ando buscando ideas se en donde encontrarlas: el libro 1080 recetas de cocina de Simone Ortega. Es uno de los primeros libros que tuve cuando me casé, y sigo usándolo a veces. No se me ocurre mejor idea para celebrar el día del libro!


El limón es una de las frutas con las que puedes hacer miles de postres, y no te cansas nunca. Puedes hacer lemon curd, bizcocho de limón, tarta vegana de limoncello, bizcocho de limoncello, tarta de merengue y limón, magdalenas de limón, brazo de gitano de limón, bizcocho de limón kefir, batido de helado de limón, y bizcocho de queso y limón; tambien recetas saladas como pollo marinado con salsa de limón, taglioni al limone, pollo al limón, y solomillo de cerdo al limón,


Aunque... ¿que os parecería sortear un libro? Ayer en mi otro blog Gastroaventuras os hablé del Libro de Recetas para deslumbrar en días especiales de  Iker Erauzkin, y he decidido sortearlo, asi que podeis entrar en el blog para ver las condiciones.



Uno de los recuerdos que guardo de mi viaje a Nueva York son las galletas recién hechas que nos entregaron en el hotel nada más llegar como regalo de bienvenida, nunca las he probado iguales. He estado buscando muchas recetas, pero hasta ahora no había visto que el hotel la tenía publicada aqui. No se si será la atmósfera pero siguen sin saberme igual, aunque si están muy ricas y por eso he grabado esta video receta para que vosotros podáis prepararla también y viajar mentalmente a esa maravillosa ciudad. Además para que os quede más claro tenéis la receta en video.



Hace unos dias me escribieron desde "Nueces de California" para invitarme a participar en uno de sus concursos. Esta vez nos invitaban a encontrar el snack con nueces perfecto para acompañar los deliciosos cocktails y mocktails de su colección, de los que ya os hablé aqui. Esta receta es tan sencilla que me pareció el aperitivo o snack perfecto: se come de un bocado, no necesita cubiertos... y está deliciosa!





El sobao o sobao pasiego es un producto de repostería típico de la comarca cántabra de los Valles Pasiegos. El sobao pasiego posee Indicación Geográfica Protegida desde el año 2004. Destaca por su miga de color amarillo intenso y superficie de color tostado, textura densa y esponjosa, sabor dulce, destacando de modo especial el aroma a mantequilla. Como no tenía los modes clásicos de sobao, he utilizado uno de brownie para hacer un solo sobao XXL. En casa apenas duró 2 dias, les encantó, asi que os dejo la receta para que también lo probéis.




Como veis cada vez me apunto más a los #viernesdepizza, siempre variando ingredientes. Hoy toca de pollo y pimientos tricolor, que resulta muy vistosa y nutritiva. He hecho masa casera para que quede como la pizza romana, es decir, fina y crujiente, que me gusta más que la napolitana que es gorda y esponjosa. ¿Cual es la que más os gusta a vosotros?




La combinación de galletas oreo y chocolate blanco es un éxito seguro, y hoy os traigo una de las múltiples versiones para saborearla, una mezcla entre las clásicas trufas y los cakepops, que os servirán como capricho para regalar a un amigo o como detalle. Es una de esas recetas que ves en pinterest y te enamoras, y se queda en tu cabeza hasta el día en que te animas. He sacado las cantidades de Directo al paladar.




Si habeis ido alguna vez a IKEA seguro que habéis probado sus famosas albóndigas suecas. La verdad es que combinar albóndigas con mermelada de arándanos parece extraño, sin embargo, están buenísimas,  yo os recomiendo probarlo.







Cuando estuve en Sicilia me llamó mucho la atención unas lentejas naranjas (sí, yo las ví naranjas) asi que las compré, y luego buscando en San Google me enteré que se llamaban rojas. Ahora cuando salgo de viaje siempre vuelvo con algún ingrediente diferente pensando qué receta puedo hacer con él, me encanta probar cosas nuevas, y en Sicilia hay muchos mercadillos callejeros, como no iba a comprar ningún producto fresco, pensé que estas lentejas ya las aprovecharía para hacer algo. Os dejo unas fotos para que veáis los mercadillos, también me llamaron la atención las frutas y las verduras, pero eso ya era muy arriesgado para traer en el avión. Al final me traje esto y la harina de pistacho que utilicé para el Mug cake de chocolate y pistacho.


Las lentejas rojas tienen un tamaño parecido a las pardinas, son pequeñitas, están desprovistas de la piel u hollejo que las protege, por lo que son mucho más digestivas. Como las otras lentejas no necesitan remojo previo, solo hay que lavarlas, y ponerlas a cocer de 15 a 20 minutos, menos que las normales. Es una pena que su bonito color anaranjado al cocer se pierde, y se vuelve amarillo, casi marrón,  al no tener piel se deshacen bastante, por este motivo se usan mucho en purés. Una receta muy tradicional en la India se hace con estas lentejas, el Dahl, al que le añaden muchas especias, es parecido a una sopa.


Blogging tips