} -->

Lechazo asado


En las grandes comilonas navideñas los asados al horno son un clásico, ya que facilita preparar comida para muchas personas a la vez.  El lechazo asado es una variedad de asado (asado castellano) de un cordero aún sin destetar, de ahí su sobrenombre de lechazo. En la cocina española es muy popular en la tierra de Castilla y León, en mi caso es mi cuñada quien cada año lo encarga en su carniceria de confianza en Valladolid. Tradicionalmente se elabora en cazuelas de barro y en horno de leña, lo que garantiza que el exterior quede crujiente. 



La carne del cordero lechal es blanca y tierna ya que es un animal de unos 25 o 30 días de vida y puede pesar unos 6 o 7 kilos, que valen para unas 10 personas. Es fácil de preparar pues como vereis necesita pocos ingredientes, por lo que es fundamental que la carne sea buena y coger el punto al horno para que no quede crudo o seco.


Ingredientes:
1 lechazo en trozos
agua
aceite de oliva y sal
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Repartimos el lechazo en 2 bandejas de horno y lo pincelamos con aceite de oliva y una pizca de sal. Despues echamos agua en la bandeja de horno hasta que alcance un dedo de profundidad. 

Precalentamos el horno al máximo (250º) y metemos el lechazo para que se dore durante unos 10 minutos. Luego lo bajamos a 180º y lo dejamos  unas 2 horas (según el tamaño de los trozos y la cantidad total). A mitad de horneado damos la vuelta a cada trozo para que se cocinen bien por todos los sitios y con un cazo o cucharón lo volvemos a bañar con la salsa que haya ido soltando. Os recomiendo ir pinchando para saber si la carne esta tierna o necesita más tiempo.


Servimos bien calentito acompañado de patatas panaderas o ensalada. 


Trucos / versiones / consejos: Si no os atreveis a prepararlo en casa os recomiendo probarlo en uno de los asadores de Castilla y León, no os defraudará!


Más recetas:

1 comentario:

  1. Hola Carmen. Me apasionan las recetas tradicionales. Esta forma de hornear el lechazo siempre me ha llamado la atención, esto de poner agua me fascina. Siempre hago cordero lechal para nochebuena y para muchos, en dos bandejas, pero le añado coñac y otras cosas. Tengo ganas de probar ésta receta tradicional, así que me lo apunto para la próxima. Tiene que estar riquísimo. Un beso y feliz año ¡¡¡

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips