} -->

Risotto de azafrán



Si os gusta el risotto, la receta de hoy es una de las más clásicas, en concreto tiene su origen de la ciudad de Milán. Es un plato de risotto amarillo, que consiste en un arroz tostado con un sofrito de cebolla y aceite, al que se le añade caldo poco a poco,  condimentado con queso rallado y azafrán. 



La historia cuenta que este plato fue creado en 1.574, por un discípulo de Valerio de Flandes, que fue el artista flamenco que hizo las vidrieras del Duomo de Milán y la historia renancentista cuenta que que su inventor, un joven italiano, se enamoró de la bellísima hija del maestro Valerio y la pidió en matrimonio. 
El pretendiente logro su objetivo y para la boda, como era aficionado a la cocina, hizo preparar un plato con el que sorprendería a sus invitados, algo sencillo e ingenioso, un arroz coloreado con azafrán, que al ser de sabor neutro, no interferiría con el del grano. La idea le surgió porque en su trabajo artístico utilizaba el azafrán para preparar los colores, los amarillos y los tostados. El arroz así preparado, agradó a todos, tanto para el sabor y el color.


He utilizado como base el caldo de verduras aneto. Esta empresa lleva más de 40 años ofreciendo al mercado español un caldo elaborado cómo siempre se ha hecho con ingredientes 100% naturales en una olla y dejarlos cocer a fuego lento durante tres horas. Ha alcanzado grán éxito y podemos encontrar multitud de variedades, tanto para tomar solo, como para utilizar en nuestras recetas.

Ingredientes:
100 gr. de cebolla
1 diente de ajo
40 gr. de mantequilla
50 gr. de aceite de oliva virgen
350 gr. de arroz carnaroli
110 gr. de vino blanco suave
900 gr. de caldo de verduras Aneto
1 buen pellizco de azafrán
50 gr. de queso parmesano
pizca de sal
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Thermomix:
Ttriturar el queso parmesano con varios golpes de turbo y reservar.
Ponemos el ajo, la cebolla, 20 gramos de mantequilla, el aceite y la pizca de sal y programa 5 segundos a velocidad 6 para triturarla. Baja con la espátula lo que haya quedado en las paredes y programa 9 minutos, 100 °C a velocidad cuchara. Agrega entonces el arroz y programa 3 minutos, 100 °C, giro inverso y velocidad cuchara, para que se sofría.
Añade el vino y vuelve a programar 1 minuto, 100 °C, giro inverso y velocidad cuchara. A continuación, añade el caldo y las hebras de azafrán majadas y programa 20 minutos, 100 °C con giro inverso y velocidad cuchara. 
Añade el queso y remueve con cuidado hasta que quede bien mezclado.
Servir inmediatamente.


Tradicional:
Triturar el queso parmesano o utilizar queso en polo. Hacemos un sofrito con la cebolla, la mantequilla y el aceite, y por último añadir la pizca de sal y el ajo. Agregar el arroz para que se tueste. Por último añadir el aceite y el caldo, y remover a fuego lento hasta que quede perfecto (una media hora). 
Añade el queso, y remueve con cuidado hasta que quede bien mezclado.


Servir inmediatamente.


Si te gusta el arroz no te pierdas el artículo que escribí sobre museos del arroz 
en España en mi otro blog Gastroaventuras

Si queréis mas recetas de arroz podéis ver otras entradas en: 

11 comentarios:

  1. Fíjate que no soy muy de risottos, me resultan pesados, pero a mi lado hay gente a la que le encantan, por lo que los hago a menudo. Para mí el secreto es ir añadiendo el caldo poco a poco a medida que lo va consumiendo y sin dejar de remover para que suelte el almidón.
    Vamos, todo lo contrario a los clásicos arroces españoles.
    Lo que si que es cierto que este arroz, acompañado de un rosado espumoso, te abre muchas puertas sociales ;)

    ResponderEliminar
  2. Es un plato sencillamente delicioso y rico a mas no poder! Besos Carmen

    ResponderEliminar
  3. Cómo me gustan los risottos! Y qué color más bonito tiene el tuyo :P

    Besos
    [Olé Mis Recetas]

    ResponderEliminar
  4. Que meloso te ha quedado, se ve perfecto, la verdad es que los risottos me gustan muchísimo, ya me has dado idea para preparar el siguiente. Y me ha encantado la historia que cuentas sobre su origen.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Este es uno de mis risottos preferidos, y te ha quedado con un aspecto delicioso, me encanta, me han entrado muchísimas ganas de prepararlo, jejeeee.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan todas las comidas de arroz y este risotto debe de estar muy bueno ,besitos

    ResponderEliminar
  7. Muy rico, Carmen me llega el olor al azafrán¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  8. por favor, en la elaboración tradicional ¿cuándo se añade el azafrán? creo que se quema muy rápido... y ¿cómo hay que echar el ajo, entero, con un golpe de mortero, laminado...? soy absolutamente novata en ésto!
    muchas gracias!

    ResponderEliminar
  9. Pues me encantan y en casa los hago muchísimo pero éste no lo he probado nunca.
    Muas

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el risotto, pero con azafrán no lo he probado, pero tiene un colorcito estupendo.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho esta receta tan sencilla y deliciosa, creo que es el autentico rissoto. Mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips