} -->

Semifrio de moras



Como sabéis me encantan las moras, pero hoy os voy a contar cuando empezó mi relación con las moras.
Cuando era pequeña en verano íbamos a Arenas de San Pedro, un pueblo muy bonito de Ávila que está cerca de la sierra de Gredos. Allí teníamos una casita rodeada de naturaleza y lo que más nos gustaba a mis hermanos y a mi era comer fruta que recogíamos de los arboles. Había higos, ciruelas... pero lo que más nos gustaba eran las moras que cogíamos de la morera. 




Por si no las conocéis estas moras están muchos más ricas, pero la morera es un árbol, así que las que estaban a nuestra altura se acababan pronto y había que hacer verdaderas acrobacias para intentar conseguir alguna más. Además da la casualidad de que esa morera se veía perfectamente desde la ventana de la cocina, así que mi madre nos tenía perfectamente controlados, y a la que te acercabas ya te estaba diciendo:"niño estate quieto!". Teníamos que pensar un plan B, que en nuestro caso era coger moras de las zarzas, pero mi madre decía que no podíamos alejarnos tanto sin la compañía de un adulto.

Como comprenderéis los adultos no es que quisieran acompañar a un grupo de 6 niños menores de 10 años de excursión muy a menudo, así que alguna vez cuando salíamos a jugar nos intentábamos ir solos de aventuras. Y no me preguntes como pero mi madre enseguida se daba cuenta. Serían las manchas sospechosas, los pinchacitos en las piernas, o eso de que las madres lo ven todo. 



El caso es que el otro día vi unas moras en el supermercado y me lancé a comprarlas pero cuando las probé no sabían como las que tomaba cuando era pequeña. Así que el fin de semana pasado decidí volver al "lugar del crimen" y aunque la morera no estaba, las zarzas si, y ya que estaba, acabé cogiendo casi 5 kilos. En pleno entusiasmo llamé a mi madre para contárselo y me dijo:"hija, pero no sabes que recoger moras silvestres ahora está prohibido?"


La moraleja de esta historia es que una madre es siempre una madre. Y recordando todo esto he preparado este semifrio para el concurso #cocinaconunasonrisa de Manucatman para su cumpleblog, ya que siempre que veo moras me sale una sonrisa al recordar estas historias. Os dejo con la receta:




Ingredientes:
12 bizcochos
400 gr de queso fresco batido
400 gr de moras
300 ml de leche
200 gr de azúcar
2 sobres de gelatina neutra
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui



Elaboración:
Primero trituramos 100 gr de moras y las mezclamos con la mitad del azúcar. Por otro lado calentamos 100 ml de leche, agregamos la gelatina y removemos hasta que se disuelva. Mezclamos con las moras.



Esperamos a que se temple y lo unimos a 300 gr de queso con movimientos envolventes.



Lo vertemos sobre un molde de plumcake envuelto con papel film. 



A continuación empapamos la mitad de los bizcochos empapados en 50 ml de leche (sería mejor licor de moras) y los colocamos sobre la mezcla tapando todo bien. Lo metemos en el congelador mientras preparamos la capa siguiente (aunque conviene esperar 1 hora entre capa y capa).



Después trituramos 300 gr de moras y la mezclamos con la otra mitad del azúcar. Por otro lado calentamos 100 ml de leche, agregamos la gelatina y removemos hasta que se disuelva. Mezclamos con las moras. Lo unimos a 100 gr de queso y mezclamos con movimientos envolventes.



Lo vertemos sobre la mezcla anterior con cuidado de que no se mezcle. 




Para acabar colocamos la otra mitad de los bizcochos empapados en 50 ml de leche o licor de moras y los colocamos sobre la mezcla tapando todo bien. 




Lo tapamos con papel film y lo metemos en la nevera hasta que espese. Si quereis podeis meterlo 30 minutos en el congelador antes de servirlo pero con cuidado que no cristalice . 




Lo sacamos unos minutos antes de servir y desmoldamos ayudándonos con un poco de agua caliente por la parte exterior del molde.



Decoramos con algunas moras que habremos reservado.



Lo abrimos y veremos la sorpresa que guarda en el interior, aunque si no quereis complicaros podeis hacerlo como si fuera una sola capa en lugar de 2 pisos.




En resumen:

Otras recetas con moras:
- mermelada (receta aqui
- clafoutis (receta aqui)

31 comentarios:

  1. Qué monada de bizcocho! Me encanta ese color que tiene y seguro que el sabor es espectacular! :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. Carmen... que ricura por favor!!! Te quedo divino!!

    ResponderEliminar
  3. A mi no me va mucho las moras ni ningún fruto rojo,pero a mi marido y a mi hija le chiflan, así que este semifrio de moras creo que hasta me pagarian para que se lo hiciera :). Se ve buenisimo.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  4. Y tanto, una madre es una madre y una mora, es una mora! me ha encantado.
    Creo que no me has dejado el enlace en el blog, y porfi dejamelo que sino me volveré loco recopilando luego y mi memoria ya, es de señor mayor jijijij

    Gracias por este momentazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu mayor? será en años gatunos, jeje Ya estan todos los requisitos! me alegra que te guste

      Eliminar
  5. Pero has visto que bueno!!! Este semifrío no iba a durar nada en mi casa, fantástico.Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo también recuerdo de pequeña ir recogiendo frutos del campo, con la diferencia que yo vivía en él así que lo tenía más fácil, qué buenos recuerdos! además me has hecho sonreír, esas historias con mamá siempre me hace sonreír.
    Pero que sepas quel semifrío también me gusta, ahora volvería atrás y me llevaría un trozo, seguro que lo disfrutaría.
    Suerte, guapa!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Bonita anécdota y tierno recuerdo. Los pasteles hechos con moras y frutos recogidos por uno mismo, saben mejor!
    Y este tiene una pìnta extraordinaria! Felicidades

    ResponderEliminar
  8. Vaya color tan espectacular, a mi también me hizo sonreir, un besazo!!

    ResponderEliminar
  9. Si alguien tiene problemas al hacer comentarios me gustaría que me lo dijerais en mi correo, ya que veo que ultimamente tengo problemas con ellos. Os recuerdo mi correo: carmen@rezetasdecarmen.com
    Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Que lindo color, de sabor ha de ser exquisito.

    ResponderEliminar
  11. Que ricas las horas y el juego que dan. Me ha gustado mucho tu historia y el postre además de rico, es bonito a rabiar.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. un semi frio colorido y bien bueno Carmen
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Morasssss!! me encantan..... y un semifrio de moras.... uf uf uf!!
    Me apunto la receta.....
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Que rico y que presencia; a mi tambien me encantan las moras; pero aun recuerdo que en un momento me dio un buen colico (quizas por mi avaricia).
    Desde entonces procuro comerlas con moderacion..
    Este pastel te ha quedado perfecto y muy apetecible.
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Me encantan las moras asi que me llevo la receta le pedire a una amiga que me traiga, bssss.Sefa

    ResponderEliminar
  16. A mí también me encantan las moras pero no las suelo comer!!! Un besazo, Carmen, me alegro de verte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angie, me ha gustado verte por aquí, hace mucho tiempo que no coincidimos en eventos, a ver si nos vemos pronto.
      besos,

      Eliminar
  17. Muy rico te ha quedado Carmen a mi también me encantan las moras besos

    ResponderEliminar
  18. Esta receta te ha quedado de maravilla, bssssss

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja...decirte que ya somos dos las intrepidas buscadoras de moras , recuerdo las moreras blancas que recogia de pequeña y apenas se hacian postres ...ahora con la disculpa de salir a andar al monte ..también recojo moras , éste año unos 4 kilos , los he congelado .El semifrio se ve fantastico , suerte en el concurso ..besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con 4 kilos la cantidad de postres que yo haría, yo congelé unas pocas, pero menos que tú.
      besos,

      Eliminar
  20. Carmen que color tan bonito y lo rico que tiene que estar, los recuerdos de la infancia son un tesoro y cuando comparamos como tu ahora, las moras del super con las de tus tiempos de niña, recogidas en el campo y con su historia incluida, nada se asemeja ¿verdad?
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  21. Carmen que color tan bonito y lo rico que tiene que estar, los recuerdos de la infancia son un tesoro y cuando comparamos como tu ahora, las moras del super con las de tus tiempos de niña, recogidas en el campo y con su historia incluida, nada se asemeja ¿verdad?
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  22. Qué semifrío más colorido, debe estar delicioso, con moras frescas. Me has recordado en tu entrada mucho a mi infancia; aunque yo no tengo hermanos, solía ir mucho al campo con mi padre a coger frutos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  23. Un postre delicioso ,Carmen ! Me encantan las moras ,recién cogidas de la morera son increíbles. Y qué gracia, mis padres,mis hermanos y yo íbamos algunos domingos a pasar el día a Arenas de San Pedro y a visitar las Cuevas del Ááguila.¡ Qué buenos recuerdos! Un besito .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, que coincidencia, todos siempre tenemos algún recuerdo que necesitamos volver a vivir.
      besos,

      Eliminar
  24. un postre rico a mas no poder. encima de moras, con lo q me encantan!!! te lo copio directamente

    ResponderEliminar
  25. Carmen un postre espectacular!! Yo aún fui el otro día a recoger unas pocas para hacer mermelada, ya quedan poquitas pero están buenísimas!!. Un recuerdo muy entrañable. Un besiño preciosa

    ResponderEliminar
  26. Que rico....
    Tiene que estar delicioso!!!!!!

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué bonita queda, y qué delicia de postre!.
    Yo era de las que me comía más moras de las que recogía, jajaja: por cada mora que echaba al cesto, dos iban "pa dentro", ¡qué ricas!.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips