Estos panecillos tienen un tamaño ideal como desayuno o merienda, y son tiernos y esponjosos. Además puedes combinar varios ingredientes, en este caso además de las clásicas pepitas de chocolate he añadido crocanti de almendras, pero podéis elegir lo que más os guste.



Probablemente alguna vez hayais comprado unos parecidos llamados weikis o doowaps, pero ya sabeis que hechos en casa quedan mucho mejor porque sabeis lo que llevan, La receta es de Kanela y limón. 



Ingredientes:

110g de leche
12,5g de levadura fresca de pandería
30g de aceite
1 yema+ 1 huevo para pincelar
1 cucharada de esencia de vainilla
250g de harina de fuerza
40g de azúcar
1/2 cucharadita de sal
30g de gotas de chocolate
30 gr de crocanti de almendra
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Disolvemos la levadura en la leche.Mientras tanto mezclamos la harina con el azúcar y la pizca de sal. Por otro lado mezclamos el aceite con el huevo batido y la leche con la levadura. Al final vamos mezclando ambas parte uniendo poco a poco todos los ingredientes. Amasamos durante unos 5 mintos hasta que quede una masa lisa y brillante. Tapamos con papel film y dejamos así hasta que la masa haya aumentado el doble su volúmen.


Desgasificamos y añadimos las pepitas de chocolate y el crocanti de almendra. Os aconsejo gulas pepitas en el congelador antes. Formamos bollos de 80g cada uno aproximadamente y los dejamos levar de nuevo hasta que aumenten el doble su volúmen. Los pintamos con huevo batido y los introducimos a horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos hasta que tengan un bonito color dorado. 



Así queda por dentro:


Más recetas: