} -->

Monkey bread


Esta receta era una de las que me llamaba atención en pinterest. Hay versiones dulces y saladas, pero lo importante es la presentacion en trocitos de masa descolocados. Yo he utilizado esta receta.
Los inmigrantes húngaros trajeron este plato con ellos cuando emigraron a América y comenzaron a introducirlo en el paisaje alimentario del país cuando las panaderías judías húngaras y húngaras comenzaron a venderlo a mediados del siglo XX. En 1972, un libro de cocina publicado por Betty Crocker incluía una receta para aranygaluska, a la que llamaron "pastel de café húngaro". A medida que se hizo más popular en América, aranygaluska llegó a confundirse con pan de mono en el que las bolas de masa no se sumergen en canela y azúcar, sino solo en mantequilla.




Ingredientes:
Para la masa:
425 g de harina de fuerza
250 g de leche entera
5 g de levadura de panadería seca (15 g de levadura fresca)
45 g de azúcar blanquilla
1 pizca de sal
75 g de mantequilla ablandada

Para el rebozado:
200 g de azúcar moreno
100 g de mantequilla derretida
Dos cucharaditas de canela molida

Para el glaseado:
Azúcar glass
Agua
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
En thermomix: Ponemos en el vaso la leche y la levadura y programamos 30 seg a 40º velocidad 2. Incorporamos la sal, la mantequilla a temperatura ambiente y la leche y  programamos 30 seg a velocidad 2. Ya solo falta añadir la azúcar y la harina, programamos 10 segundos a velocidad progresiva 3-6 y luego programamos 7 minutos a velocidad espiga. Dejamos levar hasta que doble su tamaño durante 4-6 horas.


Extendemos la masa de forma rectangular y la cortamos en pequeños cuadraditos.


Fundimos la mantequilla y añadimos el azúcar moreno y la canela. Rebozamos los cuadraditos de masa en esta mezcla y los metemos en un molde redondo con un agujero en el centro. No hace falta que queden perfectos, buscamos un efecto descolocado. Lo dejamos levar una hora más.


Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 40-45 minutos hasta que se dore.


Para el glaseado no os he puesto cantidades porque lo hago a ojo. Mezclamos azúcar y agua hasta que espese y no queden grumitos. Desmolamos y damos la vuelta al monkey bread y lo glaseamos por toda la parte superior. Listo para tomar.


Más recetas:

4 comentarios:

  1. Hola! Qué pinta más buena y con ese glaseado umm! Te ha quedado divino! Hace tiempo que queremos hacerlo también! Besis

    ResponderEliminar
  2. Hace muuuuucho tiempo que hice uno y al ver el tuyo me he acordado. Está bien rico y ese glaseado te ha quedado de fábula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, de vez en cuando, hay que repetir alguna receta.
      besos,

      Eliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips