} -->

Bollos preñaos asturianos


La gastronomía asturiana es muy variada y sabrosa, yo siempre que voy creo que vuelvo con unos kilos de más, pero tan a gusto, por eso en casa he intentado repetir muchas de sus recetas como el arroz con leche, fabes, los tortos de maiz... y hoy llega el turno de los bollo preñaos, pan preñao o choripan. Para quienes no los conozcan, es es una pieza de pan rellena de chorizo o panceta (de ahí el adjetivo preñado). Suele ser de pequeñas dimensiones y se prepara para las diversas festividades primaverales al aire libre celebradas en La Rioja, Asturias y Cantabria, suele estar acompañado de sidra. He visto varias recetas en la red y al final me he decidido por la de Noelia de La cucharina mágica, que es asturiana y seguro que sabe bien de lo que habla. Lo ideal hubiera sido utilizar un buen chorizo asturiano, pero de momento he utilizado uno que compré en Valladolid.


Ingredientes:
3 chorizos asturianos
500 g de harina de fuerza
180 g de leche tibia
100 g de aceite
1 huevo
25g de levadura de panadero
1 cucharada de postre de sal
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Disolvemos la levadura en la leche tibia. Colocamos la harina en forma de volcán y añadimos la el aceite, el huevo batido y la leche y removemos y por último la sal.


Amasamos durante 10-15 minutos hasta formar una bola y lo dejamos levar durante un par de horas en un cuenco tapado con un paño húmedo.


Damos forma a los bollitos formando unas 12 bolas con el chorizo en el interior y dejamos reposar unos 15-20 minutos más. Cogemos una bolita de masa, ponemos el chorizo y lo cerramos bien.


Los metemos en horno precalentado a 180º durante unos 15-0 minutos hasta que se dore.


Dejamos enfriar y listo.


El origen de este bollo se pierde en la noche de los tiempos y aunque se cuentan varias historias no se sabe cual es la cierta. Parece que ser que en el siglo XVI, las fiestas de La Balesquida, tras la misa, se repartía a los cofrades el almuerzo, consistente en «un torrezno, pan de fisga y medio cuartillo de vino pasado el monte», una tradición que dio origen al actual Martes de Campo. Esa costumbre se fue extendiendo y ha alcanzado gran éxito.


Podeis probar otros tipos de relleno como panceta, jamón queso... y así veis como queda por dentro:


Tiempo: 
Dificultad:



Helado de dulce de leche


¿Os gusta el dulce de leche? Esta crema es de las preferidas de uno de mis hijos.  Es una variante caramelizada de la leche muy conocida en latinoamérica.
Ya os he enseñado a hacerlo casero aqui, y lo he utilizado para preparar yogur, pero ahora en verano asi es el turno del helado. La receta es del nuevo libro "Polos y helados" de Sandra Mangas de La Receta de la felicidad del que os hablé en mi otro blog Gastroaventuras., aunque yo le he añadido un par de cucharadas de azúcar invertido ya que me gusta mucho el toque que da a los helados, pero si no tenéis podéis prescindir de ello. 



Cuenta que se originó en el año 1829, cuando el general Lavalle durante la guerra llegó al campamento cansado de un viaje, y decidió prepararse un vaso de lechada (leche caliente azucarada) pero fue sorprendido por el enemigo.  Mientras tanto, la leche olvidada sobre el fuego se convirtió en la mezcla que hoy conocemos con el nombre de Dulce de Leche.



Ingredientes:
250 ml de nata para montar
125 ml de leche
200 ml de dulce de leche (receta aqui)
2 cucharadas de azúcar invertido (receta aqui)
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Montamos la nata y luego lo mezclamos con la leche, el dulce de leche y el azúcar invertido y lo dejamos reposar 2-3 horas.




Entonces se mete en la heladera 30 o 40 minutos. Si quieres aprender más sobre qué es y como funciona la heladera, puedes verlo aqui. Si no tenéis heladera, lo metemos en el congelador y lo vamos sacando cada media hora para remover (hasta unas 3 horas más o menos). 


Lo guardamos en el congelador y lo sacamos 15 minutos antes de servir.


Lo servís en tarrinas o cucuruchos y volarán!!


Si queréis conocer la historia del helado y los principales museos, tenéis toda la información aqui.
Otras recetas de helado:

Garbanzos en vinagreta.


Ahora que llega el verano y ya no apetecen los guisos de cuchara, parece que muchos alejan las legumbres de su dieta, pero no hay que olvidar que estas tienen muchas propiedades beneficiosas, por lo que hay que recurrir a otras formas para tomarlas, como por ejemplo frias en ensalada. Esta está hecha con garbanzos ya cocidos, sí,  de esos que vienen en un bote de cristal, son muy cómodos para cuando no tenemos mucho tiempo de cocinar.

Ingredientes:
1 bote de garbanzos cocidos
1 tomate
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 pepino pequeño
1/2 cebolla.
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Cortamos todas las verduras: tomates, pimientos, pepino y cebolla, todo muy pequeñito en dados.


Quitamos todo el caldo de los garbanzos y los lavamos, los mezclamos bien con el picadillo hecho antes, añadimos un poquito de sal, aceite de oliva virgen extra y rociamos con vinagre de módena.


El resultado es un plato muy fresco.

Tiempo: 30 minutos
Dificultad: baja
Más recetas:

Coca dulce de almendras y alquequenjes o physalis



«Coca» es un nombre aplicado a una amplia gama de pasteles, tortas y panes con mucha tradición en todo el Mediterráneo. Respecto a su origen, parece que la coca se inventa gracias al aprovechamiento de la masa de pan que no se había hinchado. En vez de desechar esta masa, las amas de casa la cocían plana, azucarándola habitualmente y sirviéndola de postre.


 Según la tradición, la coca se  come sobretodo en la noche más corta del año, la noche de San Juan (el 23 de junio), una festividad de origen muy antiguo en la que se celebra con fuego y hogueras la llegada del solsticio de verano. La finalidad de este rito parece que era dar más fuerza al sol, que a partir de esos días se va haciendo más débil.


Los numerosos tipos de cocas según los ingredientes y condimentos. La coca sin ningún añadido, como la coca de maíz, recibe el nombre de desnuda. Además puede ser abierta o tapada: La coca tapada es una coca rellena, tanto dulce como salado, mientras que la coca abierta o plana es la típica coca que lleva el relleno encima, tanto dulce como salado. Su medida varía según la receta y la comarca, encontrándose cocas desde los 5 cm hasta 1 m. La coca agujereada o  roscón es una coca con un agujero en medio.
Todas tienen como inicio un pa amanit (‘pan aliñado’) o panoli. Este pan o base puede ser dulce con crema, de piñones, de chicharrones, de frutas confitadas, de cabello de ángel, o salado con pescado y verdura fresca . Yo he optado por combinarlo con fruta y almendras, combinando lo fresco y lo seco, adaptandola de esta receta de l´exquisit.


Los alquequenjes o Physalis son unos frutos exóticos que se cultivan en todo el litoral mediterráneo. Recubiertos de unas hojas amarillas, en su interior guardan una baya ligeramente anaranjada parecida a una cereza. Ofrece un sabor ligeramente ácido y dulce, muy suave y agradable al paladar, resultando muy versátil en la cocina, sea en crudo o cocinado, para acompañar platos dulces o salados.
 Es recomendable porque además de dar un toque decorativo muy llamativo, nos regala vitaminas, destaca la provitamina A o beta-caroteno, la vitamina C y algunas del grupo B. También contiene una pequeña cantidad de taninos, que son los que otorgan esa astringencia en el paladar, además de minerales entre los que destaca el hierro. Además le otorgan un poder antirreumático, diurético y laxante. Además, los physalis ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre.




Ingredientes:

 

-Para la masa:
250 grs. harina
5 grs. sal
20 grs. azúcar
5 grs. levadura instantánea de panadero (o 30 grs. levadura fresca ó 3 grs. levadura seca     tipo Maizena *)
20 grs. mantequilla, a temperatura ambiente
1 huevo
½ c/c extracto de vainilla
80 ml. agua

-Para la cobertura:
10 grs. azúcar glas
almendra laminada
2-3 c/s azúcar normal
30 ml. leche
alquequenjes o physalis

Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Mezclamos los ingredientes sólidos para la masa por un lado y los líquidos por otro. Al final lo mezclamos todo y amasamos hasta obtener una mezcla bien homogénea.




Dejamos reposar en un bol tapado con un trapo humedo una hora, hasta que doble su tamaño.



Volvemos a amasar para desgasificar la masa y extendemos hasta dar la forma deseada 



Dejamos levar 3-4 horas.



Por último ponemos el horno a precalentar y mientras tanto pincelamos con le mezcla de leche y azúcar glas.




Abrimos y pelamos los Alquequenjes o physalis





Los colocamos sobre la masa





Cubrimos con las almendras laminadas





Por último lo metemos en el horno a 180º durante unos 20-25 minutos.




Lo sacamos y dejamos enfriar. Vereis que olor embriaga la casa.




No conocía este dulce, pero me ha encantado. Seguiré probando nuevas recetas con otros ingredientes para la masa y el relleno.



Mirad que corte:


Quiche de verduras en espiral



Esta es una de recetas que vi en pinterest y me enamoré enseguida, pero pensé que nunca me saldría igual. Hasta que unos años después por fin me he animado, y está tan rica como bonita es. 


Podéis hacerlo con masa quebrada comprada, aunque si tenéis algo de paciencia, con masa casera queda mucho mejor y esta receta es muy sencilla 


Ingredientes:
-Para la masa quebrada:

300 gr. de harina
140 gr. de mantequilla
70 gr. de agua
1 cucharadita de sal


-Para el relleno:
200 gr de leche evaporada
3 huevos
1 berenjena
1 calabacín
1 zanahoria
100 gr de queso
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Preparamos la masa mezclando la mantequilla, la harina, el agua, y la sal. Amasamos hasta que quede todo bien integrado y formamos una bola. Extendemos sobre el molde de quiche o molde desmoldable redondo de unos 25 cm.


Mezclamos los huevos batidos con la leche evaporada y el queso y lo extendemos sobre la base.


Lavamos y cortamos la verdura en láminas finas y luego las partimos por la mitad longitudinalmente para que berenjena y calabacín tengan la misma altura que la zanahoria.


Vamos colocándolas en forma de espiral de fuera para dentro, hasta llegar al centro, alternando las verduras.


Precalentamos el horno y horneamos a 180º durante unos 40 minutos hasta que el interior cuaje.


Listo para tomar, bien calentito.


Este es el corte:


Como os dije es una quiche tan rica como vistosa:


 Más:
  

Blogging tips