} -->

Leche frita



Este postre es muy popular, todos nos acordamos de cuando eramos pequeños y nos ponían este plato. Probablemente se debe a que es una receta fácil, los ingredientes son muy simples, y el resultado es un dulce clásico, sano y buenísimo.


En casa lo solemos hacer en semana santa, aunque hay quien lo come todo el año. Hay varias versiones sobre su origen, parece que viene de los conventos, las monjas elaboraban este postre para consumir la leche sobrante.



Ingredientes:
- 500 ml. leche entera
- 100 gr. de azúcar
- 50 gr. de harina
- 30 gr. de maicena
- 2 huevos
- 1 rama de canela
- 1 corteza de limón

 Para rebozar:
- 1 huevo
- pan rallado
- azúcar
- canela en polvo


Elaboración:
Tradicional:
Ponemos a fuego lento en un cazo la leche con la cascara de limón y la canela para que infusiones durante unos 10 minutos. Reriramos la canela y el limón y añadimos el azúcar, la maicena y los huevos. Batimos con unas varillas hasta que quede bien integrado. Ya solo falta agregar la harina poco a poco. Removemos constantemente con cuidado hasta que espese (unos 15 minutos).

En thermomix:
Primero batimos la leche con el azúcar, la harina, la maicena y los huevos, durante 15 segundos, a velocidad 3,5. Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos la rama de canela y la corteza de limón. Programamos 15 minutos, temperatura 90º y velocidad 2. Retiramos  la rama de canela y la corteza de limón. 

Engrasamos un molde cuadrado o rectangular con un poco de aceite de girasol. Echamos la mezcla anterior para que quede con 1-2 cm de espesor y tapamos con papel film transparente para que no se endurezca la parte superior. Dejamos enfriar y reposar unas tres o cuatro horas, yo suelo dejarlo toda la noche.

Cortamos la leche frita en cuadrados, la pasamos por huevo y luego por pan rallado mezclado con azúcar y un poco de canela.


Freímos en abundante aceite de girasol con un trozo de corteza de limón, hasta que se dore por ambos lados.


Dejamos escurrir sobre papel de cocina para retirar es aceite sobrante.


 Dejamos terminar de enfriar y lista para servir.


Así se ve por dentro:


Dificultad: baja
Tiempo: 30 minutos



Más recetas:
 

11 comentarios:

  1. Con el peligro que tengo yo con la leche frita!!!
    SI me invitas no tienes ni que fregar el plato.jajajaj
    QUe cosa mas rica!!!
    Me encanta.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ufff a mi marido le encanta... a mi es que no es una cosa q diga.... pero te ha quedado de 10, besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca la he hecho, a ver si me animo algún día

    ResponderEliminar
  4. Me parece alucinante la de cosas que se pueden hacer con la tmx, no la tengo pero wow, me quedo ensimismada!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Carmen te ha quedado una leche frita perfecta, se ve ademas de bien hecha rica de verdad. Mil besicos guapa

    ResponderEliminar
  6. yo tampoco me he animado nunca con ella,tengo ganas!
    saludos.

    ResponderEliminar
  7. Mmm, mira que está rica....te ha quedado estupoenda! un beso

    ResponderEliminar
  8. Carmen, pienso hacerlo, me rechifla, bsss

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado genial, enhorabuena. Yo tambíen preparé leche frita , aunque la receta era un pelin diferente y también la subí a mi blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. La hacia mi abuela... Voy a ver si me animo! Lindos recuerdos.

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips