} -->

Salmorejo




El posible origen del salmorejo, entendido como lo es en la actualidad, se remonta a un periodo que va desde el siglo XIX o comienzos del siglo XX, donde el último ingrediente a incluir en la popular receta fue el tomate. Sus orígenes corresponden a los de un plato humilde. Que fue popularizado lentamente fuera de Andalucía a lo largo de mediados del siglo XX.

Posee algunas similaridades con el popular gazpacho; entre las diferencias cabe destacar el abundante uso de pan en su elaboración que hace al salmorejo más denso. Por otra parte, el salmorejo emplea como verduras únicamente tomate y ajo, mientras que el gazpacho se elabora con otras hortalizas como son el pepino, pimiento y cebolla.

La popularidad del tomate hizo que poco a poco se fuera incorporando al majado de forma recurrente. Hasta lograr ser la preparción que conocemos en la actualidad. La aparición de los electrodomésticos en la cocina popular a mediados de los años sesenta hicieron que la operación más laboriosa del salmorejo: el majado, se realizara de forma más sencilla. Pronto los morteros y almirez quedan obsoletos, y poco a poco se desvinculan del proceso de elaboración del salmorejo. Este mismo proceso evolutivo lo sufre el gazpacho. El salmorejo se convierte en una preparación más disponible y su demanda y popularidad crece a finales de los años setenta.




Ingredientes:
1 k de tomates
1 diente de ajo
2 o 3 rebanadas de pan
aceite de oliva
vinagre

Para acompañar:
jamón serrano
2 huevos duros.

Elaboración:
Lavar y pelar los tomates, trocearlos, triturarlos con la batidora.


Añadir el ajo picado, y el pan, del día anterior, dejar que se ablande un poco el pan, mojandole en el tomate, triturar el pan y mezclarlo todo.


Echar un poco de aceite de oliva, vinagre y sal.
Igual que en el gazpacho voy probando un poco para rectificar de sal o vinagre.


Cortar el huevo duro en trozos pequeños, y el jamón cortarlo en dados o en cuadraditos.


En el momento de servirlo echar por encima el huevo duro y el jamón.



También lo podemos tomar en vasos de chupitos, aunque habrá que repetir.



Si lo queréis hacer con thermomix, podéis ver la receta aquí.

Más recetas: 



Dificultad: baja
Tiempo: 40 minutos

8 comentarios:

  1. Me encanta..., el salmorejo, el gazpacho..., cualquiera de estas sopitas frías con tomate, el tuyo tiene muy buena pinta.
    Un besito y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gusta mucho más el Salmorejo que el gazpacho...este te ha quedado estupendo! un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué bien te ha quedado. Aunque me inclino más por el gazpacho, un buen plato de salmorejo siempre es una delicia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bueno bueno!! Con las ganas que tengo yo de hacer salmorejo!! Qué rico ;)
    BSSS

    ResponderEliminar
  5. Este es un plato típico y tradicional, pero que no puede faltar en ninguna mesa española!
    Y menos mal que aparecieron los electrodomésticos, que a ver quién se pone ahí dale qeu te pego al mortero!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Que bueno te ha quedado, y en estos días de calor sienta fenomenal.
    He andado de vacas y ahora me estoy poniendo al día de tus recetas.
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips