} -->

Magdalenas con copete



La magdalena o madalena (en francés: madeleine) es un pequeño bollo tradicional huevos, azúcar, mantequilla, harina de trigo, levadura, y aroma de limón que se suelen hacer en pequeños moldes de papel rizado.
Respecto a su origen he encontrado dos historias: De acuerdo a una versión, la magdalena de Commercy debe su nombre a una joven criada llamada Madeleine Paulmier, que en 17552 elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía allí un palacio. Otras fuentes las remontan a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela: Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las "magdalenas" se extendieron a lo largo de los caminos de Santiago, lo que explica su tradicional implantación en España.


A mi me parece magia conseguir el copete perfecto y que no se baje al salir del horno, asi que os dejo esta receta en la que no hay fallo, es del blog Velocidad cuchara.




Ingredientes:
350 gr de harina
1 sobre (16gr) de levadura química tipo Royal
4 huevos medianos
250 gr de azúcar
Ralladura de medio limón o al gusto
100 gr de nata para cocinar o para montar
250 gr de aceite de girasol
Azúcar blanquilla para espolvorear por encima
 Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:

En thermomix: 
Tamiza en el vaso la harina con la levadura, programando 30 segundos en velocidad 3. Retira y reserva. Pon la mariposa en las cuchillas. Vierte los huevos y el azúcar y programa 7 minutos, 37º, velocidad 3. Incorpora la ralladura de limón y sin temperatura, programa 6 minutos, velocidad 3.

Añade la nata y el aceite de girasol, mezcla 3 minutos en velocidad 2. Sin mariposa, agrega la harina tamizada con la levadura. Mezcla a mano con la espátula cuidadosamente y termina programando 5 segundos en velocidad 6. 


Tradicional:
Con una varilla batimos los huevos con el azúcar hasta que doble su tamaño. Añadimos la nata y el aceite y mezclamos. Por último agregamos la ralladura y la levadura y por último la harina poco a poco y mezclamos bien para que quede bien integrado.


Precalienta el horno a 230ºC, con calor arriba y abajo o ventilador. Reparte la masa en las cápsulas hasta llenar 2/3 de su capacidad y deja reposar unos 10 minutos. Espolvorea un poco de azúcar, lo metemos en el horno y bajamos a 210ºC para cocinarlo unos 12-14 minutos.


 Dejamos enfriar en una rejilla y listo.


Si la guardáis en una caja de lata aguantan tiernas un par de días.


Más:
  

17 comentarios:

  1. Me encantan las magdalenas con copete ...jeje se ven deliciosas a..besos

    ResponderEliminar
  2. Unas magdalenas con un buen copete son irresistibles. De nuestros desayunos favoritos. Besiños.

    ResponderEliminar
  3. Que buenas Carmen, las probare, me parece magnifico, que no se bajen, suele ocurrir en la mayoría de los hornos y la verdad es que te quedas con una cara cuando las ves, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conseguir que suban y luego no bajen es todo un reto, con esta receta quedan muy bien
      Besos

      Eliminar
    2. Conseguir que suban y luego no bajen es todo un reto, con esta receta quedan muy bien
      Besos

      Eliminar
  4. Hola Carmen. Hoy precisamente he estado a punto de hacer unas magdalenas pero me ha surgido un inconveniente y al final no ha podido ser jj, para otra vez.
    Estas que has hecho tienen muy buena pinta y con ese copete están diciendo ¡cómeme! Deliciosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan
      Guarda bien esta receta para cuando hagas magdalenas, ya me contarás
      Besos

      Eliminar
    2. Hola Juan
      Guarda bien esta receta para cuando hagas magdalenas, ya me contarás
      Besos

      Eliminar
  5. Muy ricas, Carmen, te han quedado de rechupete, besos

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que te han quedado con un copete bonito ehh, nada te cojo unn par y la recetita.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Me has hecho recordar a mi hijo Carlos, lo primero que hace es comerse el "copete" de un bocao...me dice que ya podría llevar más azúcar la magdalena en otras partes....te han quedado genial.
    Besos y feliz martes
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué ricas y bonitas te quedan!! Tengo que probarlas con nata aunque yo siempre utilizo aove, jeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Éstas son las magdalenas que me gustan a mí, con copete, de las que metes en la leche y se beben medio vaso jejeje. Que ricas! Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Es que ya de por sí estan tremendas, pero cuando suben y tienen esa forma es que además quedan tan bonicas
    un beesote

    ResponderEliminar
  11. Que buenas son una magdalenas caseras, no cnocía ninguna de las dos historías sobre ella, sea cual sea me alegro de tenerlas jaja, te han salido geniales un copete de lujo,besos

    ResponderEliminar
  12. Qué fuerte, menuda pinta. El otro día les puse nata a unas magdalenas así por intuición (y porque no tenía leche, jajaja). Muy muy perfectas. A ver si es verdad que nos vemos ahora que estoy en Madrid! Este mes que llevo aquí he estado meditando, pero a ver si me pongo ya a quedar con gente y hago un poco de vida social, jeje. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantada de quedar contigo cuando tu quieras.
      besos,

      Eliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!

Blogging tips