} } -->

Pastel de judias verdes, zanahorias y bacon



Las judias verdes son vainas aplanadas y alargadas, en cuyo interior se dispone un número de semillas variable según la especie. Aunque en el proceso de maduración las paredes de la vaina se endurecen mediante la formación de tejidos fibrosos, en su forma inmadura resultan comestibles y se consumen como verdura. Es una planta que requiere de clima húmedo y suave. La recolección, que puede extenderse durante todo el verano, se puede hacer a medida que las vainas van apareciendo. Son muy sensibles al frío, la excesiva humedad y los vientos, por lo que a menudo se cultiven en invernadoro, lo que nos permite disfrutarlas todo el año. Las Judías Verdes contienen un 90% de agua, hidratos de carbono (almidón), rico en fibra, proteínas, nada de grasa, pocos lípidos y pocas calorías. Con las Judías Verdes se pueden hacer multitud de platos: hervidos, guisos, a la plancha, ensalada, ensaladilla, como acompañamiento de platos principales, purés,... hacen una extraordinario maridaje con el jamón serrano o con el aceite puro de oliva crudo virgen. 



  Ingredientes:
1/2 k judias verdes
6 huevos
150 ml de leche
150 ml de nata
pizca de sal
zanahorias
bacon

Elaboración:

Primero, lavamos y partímos las judias verdes, quitándoles la hebra, y las ponemos a cocer en agua junto a las zanahorias peladas y sal. Cuando ya estén tiernas, las sacamos y las escurrímos, las reservamos.


Mezclamos los huevos con la nata y la leche y una pizca de sal. Podeis añadir un par de cucharadas de salsa de tomate.


 En un recipiente para horno colocamos una capa de judias, otra de zanahorias y otra de bacon y repetimos hasta acabar con los ingredientes. Cubrimos con la mezcla de nata y huevos.


Horneamos a 180 º durante 45-50 minutos, hasta que cuaje. 


Listo para tomar.



Tiempo: 1 hora
Dificultad: media


Si queréis ver más recetas de legumbres podéis ver el recopilatorio:

7 comentarios:

  1. Un plato muy rico, económico y sobre todo completo!!!

    Me ha gustado mucho, yo soy muy propensa a realizar este tipo de pasteles con espinacas, acelgas...^^Con judias nunca lo había probado!
    Besicos!

    ResponderEliminar
  2. Acabamos de comer casi esta receta y ha tenido gran aceptación de crítica y público. Digo "casi" porque a la hora de poner a cocer las judías resultó que no había, pero como había un calabacín, lo hice igual pero con calabacín en rodajas. Y muy bien, incluso para el que no le gusta el calabacín. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ariadna, me parece muy buena idea que hayas cambiado las judias verdes por calabacín, lo probaré
    bsos

    ResponderEliminar
  4. Carmen gracias, me llevo tu idea luego la acomodo a mi gusto.
    Desde hoy te sigo.
    Saludos
    Valentina

    ResponderEliminar
  5. Uisss, este tengo que probarlo. Gracias guapa. Por cierto, este fin de semana hice una versión de tus magdalenas de nueces,jejeje....aunque un poco a mi manera. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Buena combinación, plato sencillo y sabroso. Quiero probar a hacerlo, pero no se si tu versión de calabacín es con él cocido, crudo o rehogado? Tengo miedo a meterlo cocido al horno y que quede muy hecho. Buena entrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gerardo, yo no he hecho la versión de calabacín, la hizo Ariadna, pero me imagino que igual que las judias verdes las puse cocidas seguro que el calabacín será cocido.
      besos,

      Eliminar

Bienvenido a mi blog, Me encanta ver vuestros comentarios y sugerencias. Si tienes alguna pregunta, te contestaré. Gracias por tu visita!