} -->

Arroz 5 delicias: aceitunas, zanahoria, pimiento, queso y jamón


 

El arroz puedes cocinarlo de muchísimas formas, caldoso, en paella, como guarnición... Deberíamos tomar arroz una vez a la semana,  es el segundo cereal más producido en el mundo.

El arroz tres delicias nace como el resultado de una terrible etapa de esclavitud en la que miles de chinos murieron reventados de frío y hambre a costa de terminar el ferrocarril transcontinental americano.Durante aquella corta convivencia con los blancos, los chinos buscaron una forma de supervivencia comiendo  dos o tres tazones de arroz que cobraban por día de trabajo, y dentro echaban las sobras que dejaban irlandeses y mormones (tenían el monopolio de la contratación) para hacerlo más sabroso y nutritivo. Por lo tanto existen multitud de variedades, la más común leva gambas, gusante, jamon york y huevo, pero en este caso vamos a probarlo con aceitunas, zanahoria, pimiento, queso y jamón.

Cucuruchos y galletas para helado "a la plancha" y helado de nata y nueces caramelizadas


 Como veis, estoy preparando un montón de helados, y busco nuevas y diferentes formas de presentarlos. Quería aprender a hacer los típicos barquillos en casa, pero como no tengo barquillera, he tenido que apañarme con una plancha-sandwichera que tengo. Ya había visto personas que hacían gofres con ella, así que me lancé a probarlo, y la verdad es que es fácil y rico. Eso si, sin barquillera no esperéis el mismo resultado que los comerciales. Al final hice más galletas que cucuruchos porque no era tan fácil de manejar como yo pensaba (terminé con alguna quemadura), pero en ambos modos quedan muy ricos.



Un cono de helado (Cucurucho) es una pasta seca con forma cónica, hecha normalmente de barquillo, que permite tomar helado sin necesidad de un cuenco y (a veces) una cuchara. Por lo común se refiere a una  hoja delgada de pasta hecha con harina sin levadura y azúcar o miel y canela, que en otro tiempo recibía la figura convexa o de barco (de donde procede su nombre). Además de los de forma cónica, los hay también de forma cilindríca, o tulipas con una base plana, lo que permite soltarlos sin peligro de que se caigan, los que permiten servir dos bolas una junto a la otra, en lugar de una sola...


Se dice que las obleas se utilizaban ya en el Cristianismo como pan sagrado en los monasterios en donde se degustaba antes de venderlo a los fieles. Mas tarde pasaron a manos de los panaderos hasta que surgió la figura del especialista barquillero u obleero que confeccionaba la pasta y daba forma a la oblea. La idea del “cono” helado (barquillo) para tomar “paseando”, nace en principio del Novecientos, aún si no es cierto quien exactamente fue el “inventor”. Hay quién dice que la importaron desde Ungría, otros que nació en Estados Unidos en la feria Mundial de St. Louis (Missouri) en el 1904. Según una leyenda, un repostero sirio, Ernest Hamwian, que vendía zalabia, una pasta crujiente cocinada en una prensa grabada caliente para gofres ayudó a un vendedor de helados vecino (quizá Arnold Fornachou o Charles Menches), que se había quedado sin platos, enrollando un zalabia caliente para obtener un cucurucho que pudiera contener el helado.

Ingredientes:
60 gr de mantequilla
220 de harina
160 de azúcar
½ cucharadita de canela
½ cucharadita de maicena

Elaboración: 

Disolvemos la mantequilla y la mezclamos con el resto de ingredientes.



Mezclamos hasta que quede bien integrado. Resultará una masa bastante pegajosa.


Con una cuchara pequeña vamos poniendo porciones de masa en la plancha ya caliente.
Si es necesario, engrasamos la plancha.Cerramos y esperamos unos minutos hasta que empiece a dorarse.



Abrimos y las damos la vuelta para marcar el enrejado característico. Hay que aplastar bien para que quede fina y crujiente. Si quieres conocer algo más sobre los utensilios necesarios para hacer galletas en casa puedes verlo aqui. 



Abrimos y sacamos con cuidado de no quemarnos.



Así hasta acabar con toda la masa.



Si queremos darle alguna forma especial, hay que preparar masa muy fina y manejarla recién hecha enrollandola sobre un cono o sobre un vasito, según la forma que busquemos, pero rápido, antes de que se enfríe, y con cuidado de no quemarnos.


La única pega es que debeis comerla en el día, la textura cambia bastante. 



  • Para el helado de nata y nueces:
Ingredientes:
100 gr de nueces caramelizadas
200 ml de nata
300 de leche
50 de azucar
2 cucharadas de miel
1 vaina de vainilla o un pellizco de vainilla en polvo
Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Montamos la nata y la mezclamos con la leche, la miel, la pizca de vainilla (azucar avainillado o esencia) y el azucar, dejamos reposar 3-4 horas en la nevera.


Metemos la mezcla en la heladera unos 15 minutos, echamos las nueces y lo dejamos otros 5 minutos más. Si no teneis heladera, al congelador y lo sacamos cada 30 minutos para remover unas 6 veces hasta que adquiera la consistencia típica del helado.Lo guardamos en un recipiente hermético en la nevera. Si quieres aprender más sobre qué es y como funciona la heladera, puedes verlo aqui.


Lo sacamos unos minutos antes de servirlo y lo colocamos sobre nuestros cucuruchos, y a disfrutarlo!


Ideas de canapé con pan de molde: tartaletas, empanadillas y cucuruchos



Cuando te juntas a cenar con unos amigos se preparan muchos aperitivos para poder ir probando cada uno varias cosas. Más allá de los clásicos, podemos ir mezclando distintos alimentos, y descubrir nuevos sabores. Casi siempre tenemos pan de molde en la nevera, pero no solo vale para sandwich, aquí tenéis varias presentaciones y rellenos distintos. Podeis utilizar pan de molde normal, integral, de avena, multicereales...y los rellenos que más os apetezca, dependiendo de si vais a meterlo en el horno o no, y teniendo en cuenta que pueden ser cremosos pero con cuidado para que no cale la salsa.

Espaguetti al pesto col pomodoro e mozarella




Me encanta la comida italiana, como ya habeis visto en el blog Siempre ando pensando en nuevas ideas, y me pareció interesante mezclar algunos de los ingredientes más típicos italianos, pasta y pesto. Es un plato sencillo pero lleno de sabor, y sin duda, es muy sano.


Ingredientes: 
  • 300 gr de espaguetis (o cualquier otro tipo de pasta)
  • pesto (receta aqui)
  • 1 mozarella de bufala (o mini mozarellas)
  • 10-15 tomates cherry



Elaboración:
Primero os recuerdo como se prepara el pesto:
 
 No olvidéis suscribiros al canal: 

Preparamos la pasta de la manera habitual (cociendola en un poco de agua con sal y una gota de aceite).


 Después lo mezclamos con el pesto (cantidad al gusto, depende de lo fuerte de sabor que nos guste), la mozarella cortada a daditos y los tomates cherry cortados por mitades. Lo removemos bien y lo servimos frio.


Podemos reservar algun trocito de tomate y mozarella para decorar.


Más recetas:

Aros de cebolla #cocinacallejera


La cebolla es uno de los vegetales más versátiles utilizados alrededor del mundo, que brinda un sabor único y también beneficios para la salud. . Hoy vamos a preparar unos aros de cebolla, un plato sabroso y barato, bien fácil de preparar, además de llevar un empanado sin gluten. Son un tipo de comida rápida que se encuentra generalmente en Estados Unidos, Canadá y otros lugares. Seguramente los habrás probado en algún restaurante de tipo americano o de comida rápida, como entrante. Es uno de los platos preferidos de mi marido asi que cuando una amiga me paso la receta me lancé a probarla y debo decir que le gustaron mucho, quedan muy crujientes. Os pongo unas proporciones orientativas, cada uno puede adaptarlo a su gusto.

Con esta receta participo en el concurso que ha organizado nuestra amiga Juana del blog "la cocina de Babel", nos invita a compartir esa  #cocinacallejera o como dice ella:
Mi propuesta es que cocinemos algo rico y sencillo, un plato, da igual que sea dulce o salado, el único requisito es que se coma "a pie de calle", puede ser esa "tapilla" que preparan en el bar de la esquina y que te gusta ir a tomar cuando sales a disfrutar del frescor de las noches de verano, puede ser un bocado típico de un lugar donde viajaste y te dejaste tentar por él al sentir su olor en la calle, o esa hamburguesa "especial" que preparan como nadie en tu chiringuito favorito :)... lo que sea que se coma en la calle sentado en una silla de plástico, andando por un mercado, o si sois como yo, apoyados en la barra de un bar :)!.
Casi no llego, porque el plazo finaliza hoy, luego los participantes podremos votar la mejor receta.



Ingredientes:
2/3 taza de maicena
 1/3 taza de copos de puré de patata
 1 cucharada de pimentón dulce
Sal
1 cebolla
Aceite de Oliva Suave
1 lata de tonica

Elaboración:
Corta los extremos de la cebolla. Corta rodajas gruesas y separa los aros entre sí. Resérvalas en agua durante 30 minutos.


Mezcla la maicena y los copos de puré con una pizca de sal y pimentón dulce. Calienta la tónica y antes de que llegue a hervir retírala del fuego y vete añadiéndola a la mezcla poco a poco hasta que quede los suficientemente densa para poder impregnar bien los aritos de cebolla.


 Rebozar los aros por la mezcla.
Calentar el aceite y freir los aros hasta que se doren bien por ambos lados para que queden cruijientes por fuera y bien hechos por dentro,.


Al sacar lo escurrimos bien en papel de cocina y lo servimos aún caliente.


 Lo podemos acompañar con mostaza y ketchup (a la americana) o con vuestra salsa preferida.

 
Tiempo: 30 minutos

Dificultad: baja

Bizcocho de limón vegano



Hoy quiero ampliar mi recetario con la cocina vegana, ya sabéis que tengo recetas sin gluten, sin lactosa, sin huevo, y sin azúcar.

Seguramente todos conocéis la diferencia entre vegano y vegetariano, los primeros no comen ningún producto animal, como la carne (incluyendo pollo y pescado), los huevos, la leche, la manteca y la miel;  Los vegetarianos no comen carne (pollo y pescado), sin embargo consumen productos animales que no ocasionan la muerte del animal, aquí se pueden incluir la leche, el yogur, queso, huevo y miel. Los productos que comen los veganos son principalmente frutas y verduras, arroz, frutos secos, legumbres, y soja. Aqui os dejo algunos consejos para sustituir ingredientes lácteos para convertir recetas en veganas

Tengo una amiga vegana, Lili, y siempre que hablamos de recetas me cuenta como adapta sus comidas a su dieta, por ejemplo la mayonesa la hace con leche de soja y aceite. Entonces se me ocurrió hacer un bizcocho totalmente vegano, ya sabéis que me gusta mucho el dulce y quería compartirlo,  espero que lo haga, y le guste, ya que a mi me ha llamado la atención lo bueno que estaba. 

Ingredientes:
  • 400 gr. de harina 
  • 150 gr. de azúcar
  • 250 ml. de leche de soja
  • 125 ml. de aceite de girasol
  • 2 limones (solo la ralladura)
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Azúcar glas para decorar

Mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato. Rallamos los limones y lo agregamos.
Añadimos la leche de soja, el aceite y el azúcar.


 Precalentar el horno a 180º.  Removemos todo bien.


 Enharinamos un molde, esta vez lo he hecho en uno de cristal, y echamos la mezcla en el molde.



 Lo metemos en el horno, a 180º unos 30 minutos, pinchamos para ver si está bien hecho por dentro.


Cuando esté frío lo desmoldamos. Te recuerdo mis consejos para desmoldar un bizcocho limpiamente.




 Podéis ver lo esponjoso que queda por dentro, a pesar de no llevar huevos.


Lo podemos espolvorear con azúcar glas.




Tiempo: horno 30 minutos
Dificultad: baja

Más:
 

Helado de manzana verde



Seguimos con los helados de fruta, que son más sanos y muy sabrosos. Existen diferentes variedades de manzana, hoy voy a utilizar la manzana verde, en concreto  la Granny Smith (Abuela Smith) que es una de las más conocidas y la preferida de mi hija. La podemos comer crudas o cocidas, pelada o con cáscara, incluyéndolas tanto en platos dulces como salados, en bebidas y hasta en aderezos para las comidas. Las manzanas son una inagotable fuente de pectina, proteína, calcio, carbohidratos, sodio, magnesio, potasio, fósforo, antioxidantes, boro, ácido fólico (vitamina B9), fibra, hidratos de carbono y ácido tartático y málico. zinc y hierro, y además, muchas vitaminas como la vitamina A, B1, B2, B6, C, E y K.  Destaca por su intenso color y por su sabor ácido.


Había probado helado de sidra, o sorbete de manzana, así que con la heladera en casa intenté hacer un experimento y quedó bastante, pero que bastante bien!

Ingredientes:
300 gr de manzana (más o menos 2 manzanas deshuesadas)
200 ml de nata
200 gr de queso ricotta (podeis sustituirlo por queso mascarpone)
50 gr de azucar
15 gr de azucar invertido

Si necesitas calcular las proporciones o sustituir algún ingredientes tienes más información aqui

Elaboración:
Deshuesamos la manzana.


La piel de la manzana tiene excelentes propiedades, por lo que al triturarla he decidido incluirla en el helado, pero eso va en gustos.


Montamos la nata y  lo mezclamos con el queso, el azúcar y la manzana.


Lo dejamos reposar en la nevera 3-4 horas.


Lo metemos en la heladera entre 20 y  30 minutos. Si quieres aprender más sobre qué es y como funciona la heladera, puedes verlo aqui.



 Si no teneis heladera, al congelador y lo sacamos cada 30 minutos para remover unas 6 veces hasta que adquiera la consistencia típica del helado.


Lo guardamos en un recipiente hermético en la nevera.


Lo sacamos del congelador unos minutos antes de tomarlo 


Podeis presentarlo haciendo bolitas y poniendo unas hojas como si fueran verdaderas manzanas:


La manzana tiene gran cantidad de agua en su composición y me daba miedo utilizarla para helado, por eso para conseguir una buena consistencia lleva menos fruta que otros en proporción a la base cremosa, y con el toque de la cascara de la manzana ha quedado muy sabroso.


Si quereis conocer la historia del helado y los principales museos, teneis toda la información aqui.

Otras recetas de helado:
Blogging tips