} -->

Níscalos al ajillo




Como todos los otoños vuelven las setas, yo no he ido nunca a recogerlas porque, reconozco, que hay que entender ya que es muy arriesgado cogerlas sin tener conocimientos, por eso cuando las veo en mi fruteria espero que bajen un poco el precio y las compro.

Esta vez han sido níscalos, una de las setas más sabrosa y más común, su color anaranjado es muy característico, su carne es muy compacta y se oxida en seguida, cambiando su color a verde.
Para los que os gustan las curiosidades os contaré que su nombre científico es  Lactarius deliciosus, hay también otro hongo muy parecido a él  Lactarius torminosus, pero éste no es comestible.


Hay muchísimas recetas con níscalos, con cebolla, en salsa, revueltos, guisados, con patatas, con arroz, o también con pasta. Esta vez los he hecho al ajillo con jamón.



Ingredientes:
  • Níscalos
  • 3 dientes de ajo
  • jamón serrano
  • aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Limpiamos y lavamos bien los níscalos, los escurrimos y los cortamos.
Ponemos en una cazuela el aceite, cuando esté caliente añadimos los ajos, esperamos que se doren un poco, añadimos el jamón.



Cuando ya esté todo un poco rehogado vamos añadiendo los níscalos, dejamos que se vayan haciendo a fuego suave 8 o 10 minutos,  tampoco hay que hacerlos mucho porque si no quedan muy secos.


Y ya solo queda coger un trozo de pan y mojar en la salsa .


Podemos espolvorear con un poco de perejil.


Tiempo: 30 minutos
Dificultad: baja

Crema de mandarina (mandarina curd)



El curd es una crema de frutas muy habitual en reposteria como relleno para tartas, galletas, macarons y tartaletas. Los ingredientes básicos con yema de huevo batida, azúcar, zumo y cáscara de fruta, que se cocinan suavemente juntos hasta que espesan, dejándose entonces enfriar para obtener una crema suave y de sabor intenso. Algunas recetas incluyen también clara de huevo y mantequilla. Se recomienda su conservación en la nevera. Existen variantes que emplean diversos cítricos como la lima y la mandarina, fruta de la pasión, mango, y bayas como el arándano o la mora. 


Su origen parece remontarse a finales del siglo XIX y principios del XX en Inglaterra , pues era tradicional servir crema de limón (lemon curd) casera con pan o scones para acompañar el té como alternativa a la mermelada. 

Pan de cerveza negra



Poco a poco voy probando recetas de pan. Esta me apetecía mucho porque me quería probar como quedaba con cerveza negra y me parecía sencilla. Sirve para una barra de pan normal pero también para bolllitos para hanburguesas, yo hice mitad y mitad (1 barra y 4 panecillos). 


Los refrescos con gas le dan esponjosidad a la masa, ya he hecho pizza con cerveza, bizcocho con fantacocacola o cerveza negra, masa quebrada con gaseosa... y en todo caso queda muy bien!

Ingredientes:
250 gr de harina de fuerza
300 gr de harina integral de trigo
25 gr de levadura fresca prensada
10 gr de sal
330 ml de cerveza negra
30 ml de aceite de oliva

Elaboración:
Dejamos la levadura disolverse en unos 20 ml de agua.
Mezclamos bien las harinas y la sal.


Añadimos el aceite y la levadura y luego la cerveza amasando poco a poco para que todo quede bien integrado y se forme una bola que no se pegue a las manos.


 Dejamos reposar 1 hora o hasta que doble su tamaño.


Le damos la forma deseada y dejamos levar otra hora.


Horneamos unos 35-40 minutos en horno precalentado a 220º (depende del tamaño).
 Dejamos enfriar y ya podemos cortar las rebanadas.


Yo lo he utilizado la mitad para hamburguesas y la otra mitad para una barra pequeña. Me gusta porque queda crujiente por fuera (pero no espereis corteza muy dura) y tierno por dentro.


No os preocupéis porque a mi no me gusta la cerveza y me ha gustado el pan, le da un toque especial pero no exagerado.


Si te gusta el pan no te pierdas el museo del Pan de Mayorga, Valladolid. 
Te hablo de el en mi otro blog Gastroaventuras.

Más recetas de pan: 

Mini cheesecake de naranja.



Idea para un postre rápido y sencillo que os haga quedar bien sin complicaros la vida, sobretodo si os gustan las tartas de queso (Cheesecake). Yo según las iba haciendo las he ido probando, y como las hice por la mañana, antes de comer, pues cayeron unas cuantas.

La idea la he cogido del blog de La receta de la felicidad, a ella la quedaron mucho más bonitas las fotos,  porque es una artista (Si no conoceis el blog pasaros) , y eso que es autodidacta. Nos contó esto y mucho más en la firma de libros que organizó el pasado sábado en Madrid, como ya os conté en mi otro blog.


Como a todos nos gusta tunear un poco la receta original yo he cambiado la mermelada, y la he puesto de naranja, con mi mermelada casera, que la podéis ver pinchando aquí. Las tartaletas son compradas, si las queréis hacer en casa podéis mirar en la receta original, son fáciles, pero yo siempre tengo un paquete en casa, porque además admiten muchos rellenos, también salados, como estas con pate de pasas y anchoas. 
De todas formas os pongo mis ingredientes y en otro color los que usó ella.

                                  
Ingredientes:

Mi versión: 
200 ml de nata      

 200 gr. de queso de untar
2 cucharadas de zumo de limón
 mermelada de naranja
Versión original:
100 g de creme fraîche (nata fresca)
100 g de leche condensada)
200 gr. de queso de untar
2 cucharadas de zumo de limón
 mermelada de fresa



Elaboración:
Vamos haciendo el relleno: mezclamos la nata, el queso y el zumo de limón, lo batimos bien hasta que tenga una forma cremosa.


Colocamos las tartaletas en una bandeja.
Rellenamos: primero ponemos la mermelada de naranja y luego, encima,  la crema de queso.

Luego lo he decorado con un poco de sirope de caramelo.


Podéis ver como encontramos las dos capas bien diferenciadas, la mermelada y el queso .


Es parecida a esta tarta que hice con chocolate y frambuesa, pero era en tamaño mini. 

Dificultad: baja
Tiempo: 20 minutos 
Más recetas en:

El Club del cupcake, de Clara Pérez Villalón


Clara Pérez Villalón, alias Miss Migas, la de Masterchef, la de los labios rojos...saca libro!! un nuevo libro muy especial que combina sus dos pasiones, escribir y cocinar. Es un libro que combina novela romántica con recetas, con la excusa de conocer el mundo del cupcake tan de moda últimamente. Yo lo recibí dedicado por la autora hace unos días y no he parado hasta terminarlo. Aunque normalmente os hablo de libros de recetas en mi otro blog, Gastroaventuras, este es especial y merece un trato destacado.


Como no quiero desvelaros demasiado, os dejo el resumen que da la editorial: 

Entusiasta, temperamental  con un talento fuera de lo común para la cocina, Silvia tiene muy claro lo que quiere: abrir un pequeño obrador de repostería con el que ganarse la vida.  Pero tiene todavía más claro lo que no le gusta: no entiende la moda de los cupcakes ("esas magdalenas raras", que diría su abuela), no va a enredarse en una relación amorosa (para eso ya está su amiga Casilda) y, desde luego, no piensa presentarse nunca, jamás, ni de broma, a uno de esos concursos de cocina de la televisión. Sin embargo, Silvia descubrirá que el camino hacia los sueños tiene desvíos inesperados. 


Recetas de cupcakes, de tarta sacher, de arroz con leche, e incluso de pizza, mezcladas con las vivencias de personajes que os traerán muchos recuerdos (cuando lo leáis sabréis porqué).


Últimamente están saliendo muchos libros de blogueras, pero os contaré porque éste es especial para mí. Primero, porque no es solo un libro de recetas, es también una novela y tiene un diseño precioso. Y segundo y lo más importante, por la autora. Os cuento un secreto: conozco a Clara desde hace años, ya que ella iba al mismo colegio que mis hijos, y las 2 sabíamos que la otra tenía un blog de recetas, asi que íbamos compartiendo experiencias y trucos. Incluso empezamos a vernos en persona más a menudo cuando coincidimos en eventos gastronómicos (hasta en uno coincidimos con Fabian). 


Pude ver como su blog iba creciendo y probé alguna de sus recetas (aunque me encantan los postres curiosamente me decanté por una de pan, su otra especialidad). Hasta que un día vi que dejaba de publicar tan a menudo. Pensé que era por los exámenes de la universidad, pero pronto pude descubrir que no, era por que había entrado en Masterchef!!


Ya conocía el programa de otros países, así que la apoyé desde el primer momento para que pudiera hacer su sueño realidad. No pudo ganar, pero aún así demostró que tenía mucho que dar, por ello desde entonces ha podido trabajar en importantes restaurantes y realizar interesantes proyectos, sin dejar de lado su blog. 


Este libro es una muestra más de que ella es una chica especial con mucho talento para la cocina.  Si aún no os he convencido, podéis leer el primer capitulo aqui. Puedes comprarlo dedicado por la autora aqui.


Ella misma te cuenta un resumen en este video:


El Club del Cupcake

Autor: Clara P. Villalón
Editorial: Espasa
Número de páginas: 288 páginas
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788467040029
Año de edición: 26/11/13
Precio: 18,90€

Cupcakes de capuccino



Hoy una entrada dulce, ya se que a todos os gusta la comida sana las verduras y las frutas, pero en el fondo a todos nos gusta el dulce, engorde o no, por eso al final me he decidido por unos cupcakes.
La receta es del libro de  Alma "Objetivo: Cupcake perfecto", hace mucho tiempo fui a uno de sus talleres, me encantó como trabaja y además es muy simpática, se me hizo la clase cortísima. Cuando salió su libro no perdí tiempo en comprarlo (reseña aqui), así podría tener todas sus recetas juntas,  y como veis el resultado final merece la pena, de vez en cuando hay que darse un capricho. Solo he cambiado una cosa de su receta ella pone cacao y cafe en polvo en la masa para conseguir el sabor a mocca,  y yo puse solo café soluble, así tiene más sabor a café, y con el frosting me recuerda a un capuccino.



Y hablando de caprichos ¿habéis visto mis tazas-molde? Son muy cómodas, se pueden meter en el horno, son de silicona y se desmoldan muy bien.  Su nombre exacto son "cakes cups". Son estas, y es que ahora podéis encontrar también miles de artículos de cocina en Zalando (si, si, el del anuncio). Si quereis comprar online os aconsejo esta página porque envío y devolución son gratuitos, tienen una amplia variedad de productos y te lo envian en 5-7 días.



Ingredientes:
-bizcocho:
150 g de harina
50 g de café soluble
1 y 1/2 cucharaditas de levadura
110 ml de leche semidesnatada
110 ml de café expreso
115 g de mantequilla
120 g de azúcar

-crema de queso:
120 g de mantequilla
300 azúcar glas
125 g de queso mascarpone
1 cucharada de leche semidesnatada
cacao den polvo (para decorar)

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º
Batimos la mantequilla (que estará a temperatura ambiente) con el azúcar, hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos el huevo, batiendo hasta que se incorpore.



Echamos la mitad de la harina, que la tendremos tamizada junto con la levadura y el café soluble, batimos hasta que se mezcle. A continuación vertemos la leche y el café, volvemos a batir. Ponemos el resto de la harina y seguimos batiendo, se puede hacer con batidora o manual.



Repartimos la mezcla en las capsulas, yo rellené 12, más las 2 de las tazas; y horneamos 22-25 minutos.



Para hacer la crema de queso ponemos en un cuenco el azúcar glas, la mantequilla y la leche, batimos, añadimos el queso, tiene que estar frío, seguimos batiendo hasta que la mezcla esté cremosa.



Cuando los cupcakes estén fríos rellenamos una manga pastelera y los decoramos, luego por encima podemos poner un poco de cacao en polvo.



Listo para tomar!! Recordad que como el frosting lleva queso debéis guardarlo en la nevera.


Dificultad: media
Más:
  
Blogging tips