} -->

Piruletas de chocolate



Hoy os traigo una receta muy sencilla que podeis preparar con ayuda de los más peques de la casa. Es muy fácil y podeis personalizarla al gusto de cada uno sin complicarse la vida ni manchar mucho. Solo hace falta un molde (el mio es de wilton especial para piruletas, pero seguro que teneis mucha imaginación y se os ocurre como aprovechar los de otra cosa)  y unos palitos. 



Brioche de semillas de amapola



El Makowiec o Mohnkuchen es un pastel muy popular en la Europa del Este, sobretodo para navidad.

Para los que no hayais utilizado nunca las semillas de amapola, son un fruto negro y pequeño que se encuentra en cada una de las flores. Son la forma que tiene esta planta de reproducirse, pero también constituyen en sí mismas una buena forma de ayudar a nuestro organismo a mejorar su estado.  La amapola común ejerce un suave efecto sedante en el sistema nervioso y sirve para hacer disminuir la tos y para expectorar. El consumo de estas semillas resulta además saludable por su contenido en ácidos grasos insaturados, antioxidantes y calcio. En cocina su uso es frecuente en infusiones, ensaladas y vinagretas, panes, tartas y pasteles. En la India se utilizan como espesante de curryes y salsas.


Tarta de rosas de pizza con masa casera de maicena y cerveza



Como buena amante de la cocina italiana, me encantan las pizzas: finas, gordas, pequeñas, grandes... y con todo tipo de ingredientes. Despues de probar a mezclar la harina con maicena para bizcochos, he probado tambien ha hacerlo con la receta de masa de pizza, al verlo en el blog de Nuria. Hay que recordar que no es solo para intolerantes al gluten. Además he utilizado esta presentación valida tanto para recetas dulces como saladas que le da un toque especial. Si quereis hacer la misma presentación con otra receta, ya publique una masa tradicional para pizza y focaccia aqui o con patata aqui. Sin duda una buena opción para disfrutar del fin de semana.



Ingredientes:

Para la Masa: 
 300g de harina de trigo
150 g de maizena
2 sobres de levadura de panadería maizena
1 cucharadita rasa de sal
250 ml de cerveza fría
1 cucharada de aceite de oliva

Para el relleno: 
Tomate
Queso
Jamón serrano
oregano

Elaboración:

Tamizamos la harina, la maizena, la levadura y la sal en un bol. En el centro echamos el aceite y la cerveza y mezclamos bien. Amasamos y dejamos levar una hora. Si usamos cerveza le da un toque especial de sabor y esponjosidad, pero podemos utilizar agua.


Despues extendemos la masa sobre una superficie plana y la cubrimos con el tomate, el queso, el jamón y algo de oregano.


Entonces la enrollamos sobre si misma formando un rollo y cortamos rebanadas de unos 3 cm (lo importante es que sean todas iguales) y las colocamos sobre un molde desmoldable.


Tiene que quedar bien en el centro para dejar espacio en los laterales para cuando crezca en el horno. 


Horneamos en un horno precalentado a 180º durente 25-30 minutos. En este caso es mejor una temperatura baja durante más tiempo y no utilizar ventilador para asegurarnos que se haga bien por dentro, pues no es comparable con una pizza normal (es mucho más gorda).


Puedes probar con otros rellenos pero te aconsejo no cargarla mucho para que no se desmonte.


Más recetas:

Bizcocho de zanahoria morada (Carrot cake)



Esta receta de hoy está dedicada a dos blogueras mallorquinas simpatiquísimas, Juana (La cocina de Babel) y Caty (Circus day), el pásado viernes estuvieron en Madrid, y nos juntamos a cenar con otras bloqueras: Yolanda (Cocido de sopa), Aurelie (La chef A), Carmen (Recetas de tía Alia), y Ana (tomates verdes fritos), estuvimos en el restaurante de Ana Piú di Prima. Como hoy es el cumple de Caty, aprovecho para decir desde aqui: Felicidades guapa!!! Por muchos otros encuentros así!



Juana y Caty tuvieron el detalle de regalarnos a todas estas zanahorias moradas, son muy conocidas en Mallorca, a esta variedad morada se la conoce como Safarnaria.

Al principio estuve dudando si hacer una receta dulce o salada, pero al final, como me gusta tanto el dulce he hecho este bizcocho, y vi que Manu Catman, (Cocinando con Catman) había hecho una tarta de zanahoria morada, he cambiado algún ingrediente para que pareciera más bizcocho, y he suprimido  la cobertura y el relleno. Espero que no te enfades Manu por mi versión. Cuando visitéis su blog podréis ver que ha hecho diferentes platos con estas zanahorias.

Antiguamente se usaban como pasto, y se les llegó a considerar comida de pobres y animales, hoy ha vuelto a recuperarse del olvido y forma parte de muchos estofados mallorquines. La zanahoria morada posee las mismas propiedades nutricionales que la zanahoria de color naranja. Así, contiene aproximadamente un 90% de agua y bajo aporte calórico (40kcal/100g). Es rica en fibra y en minerales como potasio, sodio, magnesio, yodo, fósforo y calcio.El aporte vitamínico de la zanahoria radica en su contenido en vitamina A, carotenos y ácido fólico. La principal diferencia con la zanahoria de color naranja se encuentra en el principal pigmento que contiene, que no es otro que antocianinas, un compuesto de la familia de los flavonoides con conocidos efectos antioxidantes, anticancerígenos, antiinflamatorios e inhibidores del LDL-colesterol (o colesterol " malo ").


Ingredientes:
  •  210 gr de harina especial bizcochos (con la levadura química ya incorporada)
  •  3 huevos
  •  120 gr de azúcar blanquilla
  •  120 gr de azúcar moreno
  •  120 gr de aceite de girasol
  •  1 yogur natural
  •  120 gr de leche
  •  zanahorias moradas
  •  25 g de cacao puro
Elaboración
Pelamos y rallamos las zanahorias, os aconsejo poneros unos guantes, porque son como la remolacha que te dejan las manos teñidas.


Mezclamos los dos azúcares.


Echamos los huevos y mezclamos con los azúcares.


Añadimos el aceite de girasol.


Tambien vamos echando el yogur y la leche.


Poco a poco, vamos añadiendo la zanahoria rallada.


Y por ultimo, añadimos los ingredientes secos: la harina, y el cacao


Cuando ya esté todo mezclado, lo metemos en un molde para horno.


Lo metemos en el horno 45 minutos a 180º.


 Te recuerdo mis consejos para desmoldar un bizcocho limpiamente.
Cuando ya esté hecho, lo dejamos enfriar y espolvoreamos un poco con azúcar glas.
He hecho una plantilla en forma de zanahoria para que quedase más bonito:


Queda muy esponjoso, suave, y con la justa humedad para que se conserve varios días, aunque en casa no creo que llegue, porque estos bizcochos te los comes en un pis pas.


También se podría haber añadido unas nueces o almendras

Tiempo: horno 45 minutos

Las recetas con zanahoria morada de mis compañeras:
SORPRESAS DE ZANAHORIA ... ¡MORADA!
Ensalada de garbanzos y zanahorias moradas asadasPastel de zanahorias moradasPURPLE CARROT CAKE (BIZCOCHO DE ZANAHORIA MORADA)Enrollado de zanahoria moradaCrema de zanahoria morada

Más:
 

Lomo con manzanas



Esta vez os traigo una receta que me enseño una amiga asturiana, allí además de sidra hacen muchísimas recetas con manzanas, dulces o saladas, puedes usar cualquier tipo de manzana, yo he usado starking.

La ventaja de este plato es que lo dejas hecho el día anterior y luego es solo calentar la salsa. Además se parte mucho mejor en frío.

Esta es una lista de manzanas rojas :
STARKING (coloración insuficiente)
TOPRED (rojo estriado)
EARLY RED ONE (rojo uniforme)
REDCHIEF ( rojo uniforme)
OREGON SPUR (rojo estriado sobre el 50% de la superficie)
ULTRARED (rojo uniforme sobre el 100% de la superficie)
SUPREMERED (rojo uniforme poco intenso)
SMARPRED (rojo estriado sobre el 75% de la superficie)
TOPSOPUR (rojo uniforme con estrías)
ELITE (rojo uniforme)
MY-EARLY (rojo con estrías)

Ingredientes:
1 trozo de lomo
2 manzanas
1 cebolla
1 vaso de vino blanco

Elaboración:
Primero, doramos el lomo en la sartén, lo reservamos.


Partimos la cebolla y la doramos en la misma sartén que habíamos hecho el lomo.


Ponemos la manzana partida junto a la cebolla y la doramos, cuando esté vamos añadiendo el vino y dejamos que reduzca.



Con la otra manzana la cortamos en rodajas y la ponemos en el lomo.


Añadimos la salsa de manzana y cebolla, y la metemos en el horno, a 180º , unos 40 minutos. 


Retiramos el lomo, y la salsa la pasamos por la batidora.


 Esperamos que se enfríe y lo partimos, lo servimos con la salsa aparte.


Se puede decir que es la versión asturiana del "lomo a la hawaiana" (receta aqui).

Dificultad: baja

Tiempo: horno 40 minutos

Más recetas:

Bombones de chocolate y avellana tipo "ferrero rocher"


Cuando se presentan unos amigos por sorpresa, o en las fiestas en casa de embajador, estos bombones siempre triunfan. Por una cosa o por otra, desde 1982 estos bombones se han hecho sitio en el corazón de millones de personas, convirtiendose en el producto estrella del grupo Ferrero.


 Para los que no tengais en casa a un Ambrosio que os los traiga, os dejo la receta.
Es un poco laboriosa porque está hecha con varias capas, pero merece la pena.


Con esta receta participo en el sorteo de Esmeralda, del blog Recelandia, como pueden ser dulces y saladas, me he inclinado por una receta dulce, y además entre sus ingredientes está el chocolate.

Ingredientes:
  • 60 gr de galletas
  • 70 gr de mantequilla
  • 100 gr de nocilla
  • 15 avellanas
  • 20 gr de chocolate 
  • 100 gr de avellana triturada


Elaboración:

Trituramos las galletas, fundimos la mantequilla y mezclamos todo bien.



Lo extendemos en un molde de semiesferas. En mi caso, fue reciclaje total: utilicé una huevera de plastico que habia guardado de unos huevos de codorniz, pero quiza valga tambien un molde para hielos. Apretar bien la mezcla para que se quede bien la forma y a la nevera media hora.


Sacamos los caparazones de galleta de la nevera, los rellenamos con nocilla y ponemos una avellana en medio. Después unimos las 2 mitades y presionamos para que se quede bien pegado.


 Fundimos el chocolate, y bañamos cada bombón primero en chocolate y después en avellana.


 Lo hacemos hasta que hayamos acabado con todos, lo dejamos reposar en una rejilla para que escurra el chocolate y lo que no se haya pegado bien.


 Metemos en la nevera y dejamos enfriar hasta el momento de consumirlo.


Mirad la avellana interior, el relleno de nocilla, el caparazón de galleta y la cobertura exterior de chocolate.


Más recetas:

Tarta de merengue y limón (lemon pie)


Esta receta es tradicional de la cocina estadounidense, francesa británica, si bien se conoce en muchos otros lugares, y se consume como postre o como parte de la merienda. Existen registros de recetas hechas en Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Como en todas las recetas clasicas, hay muchas variedades según la zona. Es más, se dice que originariamente esta tarta llevaba solo la base almendrada y la crema de limón, pero no el merengue. Una pena, pues combinan en perfecta armonía la acidez del cítrico con la dulzura del merengue

El merengue aparece en 1692 por primera vez,  en un libro de cocina francés, del oficial de boca u Officier de Bouche, François Massialot. Habría nacido en Mehringhen en el condado de Saxe-Cobourg-Gotha, donde un tal Casparini de origen suizo bautizaría el dulce postre en honor a esta ciudad. 


Ingredientes:
Para la masa quebrada de almendras (receta de pepacooks)
150 g de harina de trigo normal
105 g de mantequilla
1 yema de huevo
100 g de almendra molida
75 g de azúcar
20 g de leche
Un pellizco de sal

Para la crema de limón:
1 lata de leche condensada (540gr)
3 limones
2 sobres de gelatina de limón

Para el merengue:
5 claras
200 gr de azúcar glass
cremor tártaro

Elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes sólidos de la masa y la ralladura de un limón y luego añadimos los líquidos y amasamos hasta que se integre bien. Dejamos reposar 1 hora.

Extendemos la masa sobre un molde redondo de 22 cm de diámetro y tapamos con papel albal el centro y pinchamos con un tenedor para que no se infle al cocinarlo.



Si queremos podemos decorar los bordes pellizcando la masa con los dedos para hacer triangulitos. Horneamos 20 minutos a 180º o hasta que se dore.



Preparamos el relleno exprimiendo los limones, lo calentamos en el microondas y echamos la gelatina. Removemos bien y añadimos la leche condensada. Cuando este bien integrado, lo echamos sobre la masa y dejamos reposar 3-4 horas en la nevera. 
Ya esta deliciosa así, pero vamos a darle el toque final.


 Para el merengue echamos las claras sobre un recipiente bien limpio y añadimos una cucharada de cremor tártaro. Las montamos e integramos el azúcar con cuidado de que no se baje. Lo vertemos sobre la base de la tarta y decoramos.



Si queréis podéis utilizar una manga pastelera, pero yo he preferido utilizar una espátula con el lateral dentado y lo he colocado como si fuera una pirámide.


Ahora llega el momento clave: se pude hacer el merengue metiendo la tarta en el horno unos minutos para que se quede crujiente por fuera y suave por dentro, pero esta vez he decidido estrenar mi soplete para darle ese efecto doradito del exterior: 



Repasamos con el soplete toda la superficie con cuidado.



Decoramos con unas rodajitas de limón y listo.



Es mejor si dejamos reposar de un dia para otro para que se asiente.

 Este es el corte: 



En resumen: 

Más recetas en:
Blogging tips