} -->

Después de este año lleno de momentos especiales y nuevas experiencias, que he compartido con todos vosotros, solo quiero desearos ¡feliz 2012!
La lombarda es un repollo comestible de sabor ligeramente dulce y muy apreciado, que se caracteriza por el atractivo de su color morado, magenta o púrpura oscuro de sus hojas.
Se encuentra en el mercado durante los meses de invierno.
Aporta muy pocas calorías (20-25 calorías por cada 100 gramos) debido a su bajo contenido de hidratos de carbono. Es rica en compuestos de azufre, vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de dicha vitamina. Así mismo, aporta una cantidad considerable de fibra (celulosa) lo que le confiere propiedades laxantes.

La lombarda, antiguamente, en Madrid, se comía en Navidad, el día de nochebuena, esta tradición en muchas casas perdura, ahora, la podemos encontrar desde noviembre hasta febrero.

Su precio es barato, guardada en la nevera puede durar dos semanas.

Ingredientes:
lombarda
piñones
2 manzanas
vinagre
aceite de oliva

Elaboración:
Primero, limpiamos bien la lombarda, quitando las hojas exteriores, la partimos en dos mitades, y éstas en otras dos, y así vamos cortando hasta dejar trozos pequeños.



Una vez partida la ponemos a cocer en una olla rápida, con un poco de sal, en 12 ó 15 minutos estará cocida.
Si lo queremos hacer de forma tradicional, la dejaremos cocer durante una hora.




Una vez cocida la escurrimos en un colador, y la colocamos en un molde desmontable, ya que vamos a hacer varias capas.
Ponemos la primera capa de lombarda, echamos un chorro de vinagre.



Colocamos los piñones encima de la lombarda, los podemos tostar un poco en la sartén.


Descorazonamos la manzana y la partimos en rodajas muy finas, las pasamos por la sartén, vuelta y vuelta, para que no se deshaga mucho.
Colocamos las manzanas encima de la lombarda.


Ponemos otra capa de lombarda, y adornamos con un trozo de manzana y piñones.
Echamos aceite y vinagre por encima.



Dificultad: baja

Tiempo: cocción 15 minutos


Estos días he recibido un lote de productos de la empresa "Carmencita", todos conocéis sus productos, sus hierbas y especias, sus sazonadores, sus azafranes, sus popurrís, sus infusiones y tés, sus postres, y sus edulcorantes.

Ingredientes:
8 muslos de pollo
perejil
orégano
ajo picado
pimienta negra
pan rallado
aceite de oliva
1 pastilla de caldo de pollo

Preparación:
Primero hacemos un adobo con el perejil, orégano, ajo picado, pan rallado, sal y aceite de oliva, mezclamos todo y pasamos los muslos por esta salsa, los dejamos un rato macerar.


Mientras vamos precalentando el horno, a 180 º .

Colocamos en una fuente de horno los muslos, y añadimos el caldo de pollo, que previamente habremos hecho en el microondas con una pastilla de caldo de pollo y un vaso de agua.

Metemos el pollo en el horno y lo dejamos 45 minutos, a 180º, en turbo, pero si lo ponemos en horno convencional lo tendremos que dejar mucho más tiempo.

Finalmente lo podemos acompañar con una ensalada clásica de tomate, lechuga y cebolla.

Dificultad: baja

Tiempo: 1 hora
En esta receta he utilizado:


La receta de hoy está elaborada con perejil, orégano, pimienta negra, y ajo picado Carmencita, estas especias le dan un sabor especial al pollo.
La historia de esta empresa empieza en 1920: Carmencita toma su nombre de la hija mayor de Jesús Navarro Jover, quien empezó su andadura comercial hacia 1920, en Novelda, donde en aquellos años existía un creciente comercio con el azafrán traído de La Mancha y llevado hasta el Extremo Oriente por marcas que ya estaban consolidadas por aquel entonces.
Jesús Navarro Jover empezó a envasar «carteritas de papel» de 90mg de azafrán, que eran confeccionadas artesanalmente en casa, al principio por su esposa, y que eran vendidas por él y repartidas por paquete postal.
A finales de los años 20 del pasado siglo, cambió la imagen de la marca, colocándole a la niña, con los brazos en jarras, un sombrero cordobés y un mantón de Manila. Es la imagen que continúa hasta nuestros días.

Más:
 

Como veis en mi blog me gusta incluir recetas internacionales, sobre todo italianas, por eso ahora no podía faltar el clásico panettone milanés.

Una de las versiones del origen del panetone atribuye la invención al noble cetrero Ughetto Atellani, que se enamoró de Adalgisa, la hija de un panadero llamado Toni pobres. Para ganarsela el noble se disfrazó como un panadero e inventó un pan rico al que añadió harina, levadura, mantequilla, huevos, pasas y cáscara de limón y naranja confitada.

Esta receta la he recogido del blog "Directo al paladar" , un blog que me gusta mucho, tiene varios editores, por lo que sus recetas y apartados son muy diferentes.




Ingredientes
Para la masa inicial:
250 gr de harina de fuerza
25 gr de levadura de panadería (o 8 gr de levadura seca de panadería)
200 ml de agua

Para la segunda masa:
500 gr de harina de fuerza

25 gr de levadura de panadería (8 gr de levadura seca de panadería)
150 gr de azúcar 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos y 2 yemas a temperatura ambiente
100 ml de leche una pizca de sal
50 gramos de cerezas confitadas

50 gramos de pepitas de chocolate

Elaboración:

Unimos todos los ingredientes para la masa inicial hasta formar una bola homogenea y la guardaremos en un recipiente que taparemos con papel film y meteremos en la nevera durante 24 horas (aproximadamente, podría bastar una noche si vemos que ha fermentado hasta doblar el tamaño inicial).
Al dia siguiente unimos todos los ingredientes de la segunda masa menos la fruta confitada y las pepitas de chocolate. Unimos las dos masas hasta obtener una mezcla homogenea.
Puede que tengamos que añadir un poco de harina para conseguir que sea una masa flexible y que no se pegue a las manos.


Entonces la mezclamos con las frutas que hayamos elegido para el relleno (en nuestro caso pepitas de chocolate y cerezas confitadas, pero podria ser pasas y nueces o cualquier otro). Después lo metemos en los moldes que hayamos elegido y esperamos otras 3-4 horas para que fermente (doblando casi su tamaño).
Con los ingredientes que hemos utilizado da para un panettone grande y 4 pequeños que he hecho utilizando flaneras. Los moldes para panettones son estrechos y altos, aunque si no tenemos podemos ayudarnos con papel vegetal para darle forma.


Además de ver que ha aumentado de tamaño, pasado el tiempo veremos que se ha formado una pequeña costra. Entonces haremos un pequeño corte en cruz en la parte superior del panettone y pondremos un dado de mantequilla justo en el centro. Precalentamos el horno a 180º y metemos la mezcla en el horno para cocinarlo según el tamaño del molde elegido (aproximadamente 30-40 minutos, comprobaremos que se haya dorado por fuera y esté hecho por dentro). Ya solo hay que esperar a que se enfria y podeis disfrutarlo.


Dificultad: media

Tiempo: un par de dias, ya que deberemos esperar a que la masa fermente


Los crepes son unas tortitas muy finas cuya composición básica es una masa realizada a base de leche, harina, huevos y margarina que, una vez reposada, se cuaja en una sartén

La diferencia entre crepes y tortitas es que éstas últimas son más gruesas, llevan menos leche, (sólo 250 ml) , azúcar y levadura.

Su origen es francés, de bretaña, y su consumo se ha extendido en toda España, en Galicia se llaman filloas y en Asturias frixuelos.

Son muy cómodos para meriendas o cenas, pues podemos hacerlos dulces o salados, aunque la verdarera versión salada es la gallette bretona de harina de trigo sarraceno (receta aqui).


Ingredientes:
280 gr. harina
4 huevos
una pizca de sal
450 ml de leche
50 ml de zumo
50 gr. mantequilla
ralladura de naranja
1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:
Derrite la mantequilla en el microondas unos segundos a potencia media.
Mezcla en un bol la harina y la sal fina.
Añade los huevos y la leche, junto con la mantequilla derretida, bate todo con la batidora hasta eliminar los grumos.
La dejamos reposar 20 minutos, y a continuación untamos una sartén mediana con la mantequilla y esperamos a que se caliente, a fuego mediano.
Echamos un poco de la masa con un cucharón y la repartimos para que ocupe toda la base de la sartén.


Una vez dorada la capa de debajo la despegamos con ayuda de una espátula y le damos la vuelta para dorar por la otra cara.



Ahora llega el momento de rellenarlo:


Os propongo unas ideas:

- fruta fresca, como por ejemplo frutas del bosque


y la cerramos en rectangulo


- mermelada (recetas para hacerla casera aqui)



 - miel y agua de azahar, o dulce de leche



y mi preferida:


-  nutella con trocitos de platano, y todo cubierto de sirope de chocolate caliente y nata montada



Además siempre se puede decorar con nata, siropes. frutos secos (nueces, crocanti de almendra) o simplemente un poco de azucar glass.

Para gusto los colores, cada uno puede elegir lo que quiera (o lo que tenga en la nevera)

Dificultad: baja



Hoy toca pasta, pero no una pasta corriente, hoy vamos a hacer unos espaguetis negros, éstos ya vienen con tinta de sepia, los añadimos las gambas al ajillo , y el contraste de colores le hará más atractivo a la vista.

Ingredientes:
  • 400 g de Spaghetti al nero di sepia
  • 3 dientes de ajo
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 100 g de gambas peladas
Elaboración:
Primero, cocemos la pasta en agua hirviendo, los dejamos cocer 10 o 12 minutos, hasta que estén al dente, escurrímos y enfríamos con agua para cortar la cocción.
Mientras vamos calentando el aceite, echamos los dientes de ajo, y cuando empiecen a tomar color añadimos las gambas, las dejamos hacer unos minutos.
Cuando ya estén las gambas añadimos los espaguetis y rehogamos todo y servímos.


Dificultad: media

Tiempo: 30 minutos
Más recetas:




Esta salsa es de las más utilizadas en la cocina española, se puede hacer de forma tradicional, como en la receta de salsa de tomate casera, o en thermomix.
Es mejor hacerlo después del verano, ya que podemos encontrar tomates maduros y con éstos queda mucho mejor. Cuando hagas esta salsa no volverás a comprar tomate frito.

Ingredientes:
1 cebolla
1 pimiento verde
800 g de tomates maduros
2 dientes de ajo
1 cucharada sopera de azúcar
aceite de oliva
sal



Elaboración:
Lavar los tomates, quitarles la parte de arriba y vaciarlos de pepitas.
Lavar los pimientos. Pelar la cebolla y los ajos.




Poner la cebolla, el pimiento y los ajos en el vaso picarlos a velocidad turbo durante 5 ó 6 pulsaciones.
Añadir el cubilete de aceite y programar 5 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.
Incorporar los tomates troceados, bajar la temperatura a 80º y poner 15 minutos.
Cuando queden unos 2 minutos para terminar echar el azúcar y la sal.
Triturar todo durante 3 minutos a velocidad 4 , y rectificar de sal.
  



Dificultad: baja

Tiempo: 25 minutos

Seguramente habrá muchos que no coman granadas con tal de no limpiarlas, pero con el truco de la cuchara y la bolsa de plástico seguro que os animáis a probar esta receta.

La granada fue introducida en “Al Andalus” por los árabes que dejaron su huella en la insigne ciudad que lleva su nombre y, tal es su importancia, que el último reino árabe de Granada, tenía y sigue teniendo en el escudo de España, una granada como símbolo.

Se dice que la granada era el fruto prohibido del “Paraíso”, en contraposición a la manzana, aunque otros la consideran la “fruta de la fertilidad”. Por otra parte, los griegos consagraron sus semillas a la diosa del amor Afrodita, ya que consideraban que tenía propiedades agrdodisíacas llegando a creer que Venus la regalaba a sus fieles más devotos. Tampoco Homero se pudo resistir a su tentación pues la citó en su “Odisea”. Igualmente, se han encontrado granadas en tumbas faraónicas del Antiguo Egipto.

Los árabes fueron quienes las difundieron por todo el Mediterráneo como bebida refrescante.


Ingredientes:

2 granadas
azúcar
sirope de fresa

Elaboración:
Ahora es cuando vamos a hacer el truco de la bolsa de plástico.
Partímos la granada por la mitad, metemos una mitad en una bolsa de plástico, de las de bocadillos, y vamos dando golpes con la parte del revés de una cuchara sopera, así se van desgranando poco a poco los granos de la granada y al final queda sólo la cáscara.
Después hacemos lo mismo con la otra mitad de la granada.



Colocamos la granada en un cuenco, echamos un poco de azúcar, y por encima ponemos el sirope de fresa.

Dificultad: fácil



Este plato lo comíamos mucho en casa cuando era pequeña, por lo que os lo recomiendo si tenéis niños, es una forma distinta de comer carne y no tienes que estar partiéndoles los filetes, y además así también comen patatas.

Este plato se puede hacer con antelación y unos minutos antes de servir lo gratinamos en el horno.

Ingredientes:
600 g de ternera picada
1 cebolla
2 ó 3 cucharadas de tomate frito
1 paquete de puré de patata
queso rallado

Elaboración:
Poner el aceite en una cazuela, cuando esté caliente echar la cebolla, muy picada, y cuando esté dorada añadimos la carne, vamos dando vueltas hasta que la carne esté hecha, luego añadimos el tomate frito.
Colocamos la carne picada en un molde para horno, y hacemos la primera capa y reservamos.


Hacemos el puré de patatas, yo lo hice con el puré de sobre, pero si tenéis tiempo también se puede hacer cociendo patatas y pasándolas por el pasapuré.
Ponemos como segunda capa el puré de patatas, queda mejor un poco espeso.


Encima del puré espolvoreamos con queso rallado.


Metemos en el horno, a 200º, unos 15 minutos o hasta que esté gratinado y se forme una costra.



Truco: Para que el puré quede más suave siempre le añado un poco de mantequilla al final.

Otra opción es hacer pequeñas porciones individuales, en este caso hemos puesto una capa de puré, otra de carne, y finalizar con una de puré, añadímos queso rallado emmental.






Dificultad: baja

Tiempo: 40 minutos
Más recetas:


Todos estos patés o dips están hechos en la thermomix, quedan muy cremosos.
El dip es una pasta cremosa con sabores muy diferentes y que sirve como aperitivo. Se presentan en pequeños recipientes.

Dip o Dipping Sauce es una salsa en la que mojar un alimento generalmente más sólido, la base de un dip es generalmente un elemento graso (queso crema, manteca, crema de leche, mayonesa, aceite).
El dip más conocido es el de los nachos con guacamole, tambien podemos incluir el humus.

La diferencia entre salsa y dip es que la salsa se echa encima de la comida, y , en cambio, en el dip se moja la comida.

Paté de mejillones
2 latas de mejillones en escabeche
2 latas de bonito
5 quesitos o 120 g de queso tipo philadelphia

Poner todo en el vaso, a velocidades 6-8, hasta que quede homogéneo.

--- --- --- --- --- --- --- ---

Paté de salami
200g de salami
100 g de jamón de york
40 g de mantequilla

Poner los ingredientes un poco cortados en el vaso, a velocidades 6-8, hasta que quede homogéneo.

--- --- --- --- --- --- --- ---

Paté de aceitunas negras
200 g De aceitunas negras deshuesadas
50 g filetes de anchoas en aceite
100 g De bonito en escabeche.
1 diente de ajo
1 cucharada de mostaza de dijón
50 ó 60 g De aceite de oliva

Poner todos los ingredientes en el vaso y triturar bien a velocidad progresiva 5-10 sin tiempo hasta que quede bien triturado.dependiendo de la variedad de las aceitunas,habrá que dejarlo mas o menos tiempo.

Dificultad: baja


Estas galletas son famosas en todo el mundo, sencillas y deliciosas, pero poca gente conoce su historia.


Las galletas de chips de chocolate fueron inventadas por Ruth Wakefield. Ella y su esposo tenían una casa estilo Cape Cod, en Whitman Massachusetts. La convirtieron en un hostal-restaurante de carretera, lo llamaron Toll House Inn. El negocio fue todo un exito , la comida de Ruth se volvió muy famosa en Estados-Unidos, en poco tiempo. Muchas celebridades de la epoca acudieron al restaurante ( Jhon F. Kennedy, Eleanor Roosevelt…)
Las galletas de mantequilla de Ruth no eran su especialidad, pero eran un gran complemento para sus comidas, y se daba a los clientes para que se la llevaran y la tomaran más tarde como recuerdo.
En una ocacion Ruth olvidó comprar ingredientes básicos para su receta y decidió sustituirlos por pedacitos de chocolate de una barra de Nestlé semidulce, ella creía que los pedacitos de chocolate se derretirían pero cuando las sacó del horno se llevó la sorpresa de que la masa tenía una textura más cremosa por los chips de chocolate.
Sus galletas se hicieron muy famosas, sobre todo desde que su receta se publicó en un periódico de Boston. Por el éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate de Nestlé semidulce se disparó. Finalmente Nestlé le propuso un acuerdo a Ruth a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida todo el chocolate que necesitara.

Ingredientes:
125 g de chocolate
125 g de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos
220 g de azúcar moreno
150 g de harina
1 cucharada de esencia de vainilla
1/2 sobre de levadura

Elaboración
Batir la mantequilla en daditos con el azúcar, y añadir los huevos y la vainilla.
Incorporar lentamente a la mezcla la harina y la levadura hasta obtener una masa homogenea.
Para finalizar añadiremos los trocitos de chocolate (tamaño al gusto), mezclaremos bien y dejaremos reposar en el frigorífico durante 15 minutos.

Cubrir una placa de horno con papel de horno y poner la masa en bolitas sobre ella.
Hornear entre 15 y 20 minutos a 180º en un horno previamente precalentado.
No os preocupeis si quedan un poco blandas, al sacarlas y dejarlas enfriar en una rejilla se quedaran como deben: crujientes por fuera y suaves por dentro.


El chocolate se puede sustituir por nueces, almendras, lacasitos, fruta deshidratada...

Dificultad: baja

Tiempo: 20 minutos de horno
Blogging tips