} -->



Ingredientes:
-Para la base:
150 g de galletas maría
60 g de mantequilla

-Para el mousse:
150 g de caramelos violetas
200 g de queso de untar
500 g de nata de montar
5 hojas de gelatina o 1 sobre
150 de leche

-Para la cobertura:
150 de agua
50 g de caramelos violetas
2 hojas de gelatina o 1/2 sobre.

Elaboración:
Primero, hacemos la base de la tarta, trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla, las ponemos en un molde de 22 cm de diámetro, y las aplastamos con una cuchara, y reservamos.


Montamos la nata con la batidora, mezclamos el queso, calentamos la leche y añadimos el sobre de gelatina, dejamos enfriar y añadimos a la mezcla.



Trituramos los caramelos, con la picadora, hasta convertirlos en polvo.



Añadimos los caramelos a la mezcla de nata, queso y gelatina.
Ponemos esta mezcla en el molde que habíamos preparado con la base de galletas, lo metemos en la nevera y lo dejamos que espese.



Hacemos la cobertura, calentamos el agua, añadimos la gelatina y los caramelos triturados, dejamos hervir unos minutos, cuando esté frío lo añadimos a la tarta.

Y, esta es la foto de los caramelos originales, tambien compré unas peladillas de color violeta para adornar la tarta.



Otras recetas con violetas:
Helado de Violetas
Cupcakes de violeta

Dificultad: media

Tiempo: 45 minutos
Más recetas en:


Esta receta es muy sencilla y, podéis ponerla para una cena o un aperitivo, combina bien con cualquier mermelada, yo en este caso he puesto la mermelada de moras, que tengo publicada, pinchar aquí y la recordaréis.

Ingredientes:
queso
mermelada de moras
aceite de oliva

Elaboración.
Primero, cortamos el queso en dados, un poco gruesos, y quitamos la corteza.


Hasta ahora no os había hablado nunca de las sartenes de cerámica, me parece un invento buenísimo, porque no se te pega nada y es muy fácil de limpiar.
Después de este consejo, seguímos con la receta, calentamos aceite en nuestra sartén, y pasamos los trozos de queso, vuelta y vuelta, no lo hacemos mucho.


Pinchamos los trozos de queso, y antes de que se enfrie lo ponemos en un plato y colocamos un poco de mermelada.



Dificultad: baja



Seguramente esta es una de las recetas que más me recuerda a la niñez, me encantaba el membrillo, recuerdo el olor cuando empezaba a hervir. Alguna vez lo he hecho de forma tradicional, si lo habéis hecho vosotros ya sabéis que es una receta que lleva mucho tiempo, y otro inconveniente es que al llevar azúcar puede salpicar y produce quemaduras, por eso cuando lo hacía me ponía guantes de goma, y tenía muchísimo cuidado. Desde que descubrí que con la thermomix no había que estar moviendo todo el rato, que no te quemabas, y que quedaba mucho mejor, no lo he vuelto a hacer de forma manual.

El membrillo es el fruto del membrillero, este árbol puede alcanzar unos 4 metros de altura. Su pulpa destaca por su alto contenido en pectina.


Su mejor época

La época de recolección de los primeros membrillos comienza a finales del mes de septiembre y perdura por lo general hasta el mes de febrero.

CaracterísticasForma: es un pomo con forma parecida a una pera, en la mayoría de los casos, aunque también los hay redondeados.

Tamaño y peso: los membrillos presentan una longitud de hasta 7,5 centímetros o más y el diámetro ronda los 85-95 milímetros. Su peso medio ronda los 250 gramos.

Color: la piel es de color amarillo dorado con una textura vellosa y áspera en unas variedades y lisa y brillante en otras. La pulpa es dura y áspera, de color blanco amarillento, y resulta harinosa y poco jugosa.

Sabor: la carne del membrillo tiene un sabor ácido y áspero que la hace incomestible al natural; sin embargo, es una fruta muy aromática.El membrillo es una fruta con un escaso contenido de azúcares, y por tanto un bajo aporte calórico. El inconveniente que presenta es que en la mayoría de las ocasiones se consume en forma de dulce de membrillo, que lleva adicionado azúcar, por lo que el valor calórico de este producto se dispara.




Ingredientes:
800 g de membrillo
1 limón
700 g de azúcar

Preparación.
Pelar el limón quitándole toda la parte blanca, que es la que amarga, y echarlo en el vaso del thermomix.
Lavar muy bien los membrillos debajo del grifo frotándolos con un cepillo para quitarles toda la pelusa que llevan.


Secarlos , y encima de una tabla y con el cuchillo bien afilado cortarlos primero por la mitad, y luego cada mitad en otras dos partes. Ahora, con un cuchillo quitar a cada trozo las pepitas y el corazón, que es durísimo. Conservar la piel.
Ya teníamos en el vaso el limón, ahora vamos pesando los trozos de membrillo hasta obtener 400 g, tambien añadimos 300 g de azúcar.


Damos unas cuantas pulsaciones al turbo para que baje un poco el volumen, añadimos otros 400 gr de membrillo y 300 g de azúcar, volvemos a poner el turbo, para triturar bien el membrillo. Programamos 20 minutos, a 100 grados de temperatura, a velocidad máxima.
En el momento que empieza a espesar y ya no salpica, retirar el cubilete y colocar el cestillo encima de la tapa para que haya mayor vaporación.




Cuando ya esté terminado volcarlo en el recipiente que se vaya a guardar, aconsejo uno hermético de plástico.
Al enfriarse se endurece bastante.




Dificultad: baja
Tiempo: 30 minutos en tmx

Más recetas:




La pasta puedes combinarla con cualquier salsa, se mezcla muy bien con todo, esta salsa es distinta, y os prometo que queda buenísima.
En casa, por lo menos, un día a la semana tomamos pasta, y hay que ir cambiando los sabores, lo aburrido sería tomarla siempre con tomate.



Ingredientes:
1/2 tarrina de queso de untar
1/2 brick de nata líquida
200 g de macarrones
albahaca

Elaboración:
Ponemos a hervir el agua con sal, cuando esté echamos los macarrones, los dejamos cocer al dente, y reservamos.



Hacemos la salsa, calentamos la nata, añadimos el queso, dejamos que reduzca un poco y luego echamos la albahaca .



Añadimos a los macarrones la salsa y podemos servirlo caliente o frío.


Dificultad: baja

Tiempo: 40 minutos
Más recetas:



Oreo es un tipo de galleta creada por la compañía estadounidense Nabisco (Mondelēz International Inc.), caracterizada por estar constituida por dos galletas circulares unidas por un dulce cremoso, formando un sándwich. Las oreos originales eran de galleta de chocolate negro fuerte y crema de vainilla, aunque en la actualidad existen multitud de variedades, manteniendo el estilo básico de diseño y preparación.


La Oreo fue creada en Nueva York en el año 1912. Ya en el primer anuncio se promueve el hecho de ser ‘desmontables’, es decir, pueden separarse sus tapas, lamer el relleno y después comerlas, solas o mojadas en leche. Tras su rápida expansión por América Central y Sudamérica, en 1949 aterrizan en el país vecino, Canadá, el que actualmente es el cuarto mercado tras EE UU, China y Venezuela. 




La primera galleta Oreo fue grabada con una corona de flores finas en el borde exterior, con el nombre de Oreo en la superficie plana del centro y fue vendida en Hoboken, Nueva Jersey, donde Oreo fue envasada originalmente en latas a granel y se vendía al peso. En 1952 el diseño de la galleta se modifica para incluir el emblema de la compañía Nabisco.

Había montones de recetas de las galletas Oreo caseras, al final me gustó mucho la del blog: Cocina para urbanitas.



Ingredientes:

- 156 gr de harina de todo uso
- 95 gr de cacao en polvo
- Media cucharilla de bicarbonato
- Una pizca de sal
- 70 gr de mantequilla
- 100 gr de azúcar moreno
- 1 huevo grande

Para hacer el relleno de las galletas
- 57 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-190 gr de azúcar glass
- 55 gr de azúcar normal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 200º.
Mezclamos en un bol el harina, el cacao, la sal y el bicarbonato. Reservamos.


En otro bol, batimos el huevo con la mantequilla derretida y el azúcar moreno.



Añadimos la mezcla de harina y chocolate y mezclamos con unas barillas hasta que la mezcla pueda trabajarse en la encimera.


Con todos los ingredientes integrados, formamos una bola.

Estiramos con un rodillo, formando una plancha de algo menos de 1 cm de grosor ,y cortamos galletitas con un cortador de galletas



Las colocamos en la bandeja del horno, en una lámina de silicona, y horneamos durante 15 minutos.

Sacamos del horno, dejamos reposar cinco minutos y pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.
Mientras, en un bol batimos la mantequilla con el batidor eléctrico, añadimos el azúcar glass, el azúcar normal y la vainilla hasta formar una pasta.



Ponemos un poco de relleno en el centro de una galletita, la tapamos con otra y presionamos hasta que quede bien.


Las guardamos en una caja de lata.


Dificultad: baja
Tiempo: 15 minutos de horno


 Esta receta también la ha probado: dely-cioso



Hace unos días me mandaron un paquete con dos latas de mantequilla Imperial, y estuve buscando una receta de galletas, encontré ésta y quedaron unas galletas ríquisimas, al llevar cerveza no hace falta echar levadura, son muy sencillas, el único defecto que encontré es que quedan poco dulces, por eso os aconsejo echar un poco más de azúcar.

La receta original la podéis encontrar en el blog de Chus:  Siguiendo a Nenalinda

Ingredientes:
400 gr de harina.
1 yema de huevo.
8 cucharadas soperas de cerveza
100 gr de azúcar.
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
Sal.

Preparación:
Tenemos que dejar la mantequilla fuera de la nevera por lo menos media hora.
Batimos la mantequilla con la yema de huevo, y echamos un pellizco de sal.



Añadimos la cerveza y el azúcar, y seguimos batiendo.
Precalentamos el horno a 200º


Vamos echando, poco a poco, la harina, con un tamizador, me ha costado pero al final encontré un tamizador, que es muy útil porque así no se quedan grumos con la harina.
Removemos al principio con las varillas, y cuando esté más espeso con la lengua o espátula.


Cuando la masa ya esté blanda alisamos con un rodillo y vamos dando forma con unos cortapastas.



Una de las veces que he ido al Lidl me compré una colección de cortapastas, vienen muchísimos, y esta vez he aprovechado a poner distintos modelos.

Vamos colocando las galletas en una lámina de silicona o en papel de horno, metemos la bandeja en el horno a 200º durante 15 o 20 minutos, depende del horno.



Cuando estén doradas las galletas las dejamos enfriar en la rejilla y luego espolvoreamos con azúcar glas.


Dificultad: baja

Tiempo: horno 15 o 20 minutos

En esta receta he utilizado: Mantequera de Tineo es una empresa del occidente asturiano dedicada a la elaboración de mantequilla tradicional siguiendo el proceso artesanal. Desde principios del siglo XX, sus marcas de referencia, Mantequilla Imperial y Mantequilla Lorenzana, han estado presentes en los hogares de varias generaciones.El sistema tradicional para elaborar la mantequilla ha sido sustituido por modernos procesos que garantizan la calidad del producto. La mantequilla es el resultado de separar la nata de la leche entera de vaca. Una vez obtenida la nata, se pasteuriza, se madura y se bate. Finalmente, el suero y los granos de mantequilla se separan para formar una masa compacta y homogénea que, finalmente, da lugar a la mantequilla.
Destaca su consistencia sólida y homogénea. Por ello, la verdadera mantequilla no es fácil de untar.



¿Quien no ha hecho alguna vez un puré? Esta vez lo haremos en la thermomix, es mucho más rápido, rico y sano, y además les encanta a todos los niños, les gusta echar barquitos de pan, y así, poco a poco, se lo van comiendo. Puedes ver la realización tradicional aqui.

Ingredientes:
130grs de zanahorias
200grs de patatas
150grs calabacín
150grs de pimientos rojos
1 tomate
30grs de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
400 ml de agua

Preparación:
Cogemos las verduras (zanahoria-calabacín- patatas-pimientos-tomate) las lavamos y pelamos, las cortamos un poco, ya que luego en la thermomix se picarán mas.



Introducimos en la jarra de la thermomix las verduras.
Seleccionamos 6 segundos, velocidad 4.
Añadimos el aceite y seleccionamos 100º de temperatura, tiempo 8 minutos y velocidad 1.
Añadimos el agua y la sal y seleccionamos 30 minutos, temperatura 100º y velocidad 1.
Pasado el tiempo lo trituramos todo 1 minuto a velocidad 6.

Las verduras que he puesto se pueden variar, a veces añado puerros, pimiento verde o cebolla.

Dificultad: baja

Tiempo: 40 minutos
Más recetas: 
Blogging tips