} -->


El posible origen del salmorejo, entendido como lo es en la actualidad, se remonta a un periodo que va desde el siglo XIX o comienzos del siglo XX, donde el último ingrediente a incluir en la popular receta fue el tomate. Sus orígenes corresponden a los de un plato humilde. Que fue popularizado lentamente fuera de Andalucía a lo largo de mediados del siglo XX.

Posee algunas similaridades con el popular gazpacho; entre las diferencias cabe destacar el abundante uso de pan en su elaboración que hace al salmorejo más denso. Por otra parte, el salmorejo emplea como verduras únicamente tomate y ajo, mientras que el gazpacho se elabora con otras hortalizas como son el pepino, pimiento y cebolla.

La popularidad del tomate hizo que poco a poco se fuera incorporando al majado de forma recurrente. Hasta lograr ser la preparción que conocemos en la actualidad. La aparición de los electrodomésticos en la cocina popular a mediados de los años sesenta hicieron que la operación más laboriosa del salmorejo: el majado, se realizara de forma más sencilla. Pronto los morteros y almirez quedan obsoletos, y poco a poco se desvinculan del proceso de elaboración del salmorejo. Este mismo proceso evolutivo lo sufre el gazpacho. El salmorejo se convierte en una preparación más disponible y su demanda y popularidad crece a finales de los años setenta.

Ingredientes:
1 k de tomates
1 diente de ajo
2 o 3 rebanadas de pan
aceite de oliva
vinagre
jamón serrano
2 huevos duros.

Elaboración:
Lavar y pelar los tomates, trocearlos, triturarlos con la batidora.


Añadir el ajo picado, y el pan, del día anterior, dejar que se ablande un poco el pan, mojandole en el tomate, triturar el pan y mezclarlo todo.


Echar un poco de aceite de oliva, vinagre y sal.
Igual que en el gazpacho voy probando un poco para rectificar de sal o vinagre.


Cortar el huevo duro en trozos pequeños, y el jamón cortarlo en dados o en cuadraditos.


En el momento de servirlo echar por encima el huevo duro y el jamón.


Dificultad: baja

Tiempo: 40 minutos

Me encantan los cupcackes, con el frosting tienen ese punto extra sobre las magdalenas, y estos al llevar fruta fresca resultan más sanos y con un sabor mucho más natural.


Ingredientes:

Para la magdalena:
250 gr de harina 
180 gr de azúcar
 200 gr. de fresas. 
1 huevo. 
100 ml. de aceite de girasol. 
250 ml. de yogur
2 ½ cucharaditas de levadura en polvo
1 pizca de sal. 
½ cucharadita de bicarbonato sódico. 

Para el frosting:
250 g de queso crema de untar
300 ml de nata para montar
150 g de azúcar glass

Elaboración:
Precalentar el horno a 180 ºC y colocar los moldes de papel en un molde múltiple para muffins.


En un bol mezclar la harina con la levadura en polvo, el bicarbonato sódico y la sal. Agregar las fresas picadas a esta mezcla.



En otro bol a parte batir el huevo con el azúcar, y después agregar el aceite y el yogur. Mezclar bien los ingredientes.



Verter la mezcla de masa líquida sobre la mezcla de la harina añadiéndolo con suavidad y mezclándolo con una espátula simplemente para que los ingredientes secos se humedezcan con los húmedos.

Distribuir la masa entre los moldes de papel ¾ de su capacidad y hornear a 180 ºC durante 20-25 minutos.

Una vez cocidos, hay que dejarlos reposar 5 minutos dentro del molde múltiple para muffins, y después dejarlos enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan con sus vapores.



Mientras se van enfriando hacemos el frosting:
Pon en un cuenco el queso crema y la mitad del azúcar, trabájalo con una espátula o lengua de pastelería hasta que el azúcar se integre bien y el queso tenga una textura más cremosa y ligera.
Por otro lado, monta la nata con las varillas eléctricas , recuerda que la nata debe estar bien fría, e incorpora la otra mitad del azúcar poco a poco cuando empiece a tener cuerpo. Procura no excederte en el tiempo de batido de la nata, pues podría convertirse en mantequilla.
Cuando tengas las dos preparaciones listas, sólo queda mezclarlas. Incorpora la nata montada poco a poco a la crema de queso, con movimientos envolventes para que conserve el volumen.

Y ahora solo queda rellenar la manga pastelera con el frosting y decorar los cupcakes



Podemos ir cambiando la boquilla de la manga pastelera.


Dificultad: media
Tiempo: 20 -25 minutos de horno.


Más:
 


¿ Quién no ha hecho alguna vez croquetas ?, hoy quería hacerlas distintas y pensé en añadirlas un sobre de queso rallado emmental , esto les daría más cremosidad.



Ingredientes:
30 grs. mantequilla
3 cucharadas de aceite oliva
3 cucharadas de harina
1/2 litro de leche (aprox.)
queso rallado emmental (200 gr)
200 grs. de jamón en taquitos
1 huevo
pan rallado

Elaboración:
Poner en una sartén a fuego medio la mantequilla y el aceite de oliva. Añadir la harina, y poco a poco la leche, removiendo todo el rato. Paciencia para que la harina quede bien cocida y no cruda.Añadir el queso rallado y cuando haya empezado a espesar (densidad cremosa pero no grumosa) echamos los taquitos de jamón.  Ponemos la masa en una fuente (mejor si es bajita y ancha), ligeramente engrasada y la dejamos enfriar en la nevera. 



Pasadas unas horas, o mejor al día siguiente, comprobamos que se ha endurecido, desmoldamos y vamos dando forma a las croquetas: Primero con un cuchillo y luego directamente con las manos bien engrasadas. La forma es al gusto, hay quien las prefiere más redondas y quien más rectangulares, lo único que os recomiendo es que no las hagais demasiado grandes para evitar que el centro quede crudo.


Luego pasamos las croquetas primero por huevo batido y a continuación por pan rallado. Si queréis que queden muy crujientes, podéis repetir este paso 2 veces.


Poco a poco hasta acabar con todas:


Las freimos en aceite muy caliente.


Por un lado y por el otro.



Las croquetas también se pueden congelar: las masa entera en un recipiente hermético o bien tapado con papel film; o después de empanarlas, y así luego las freímos directamente sin descongelar.


Por dentro están cremosas y con pequeños tropezones:


Dificultad: media


Hace unos días se puso en contacto conmigo la empresa Lékué, para enviarme Ice Cube , un molde para cubitos de hielo perfectamente cúbicos, viene con tapa, el líquido no se derrama, y es muy cómodo cuando se mete en el congelador.

Además de hacer los cubitos con agua puedes llenarlo con hojas de menta, o limón. Podemos presentar un té con cubitos de hierbabuena, según se van deshaciendo los cubitos aparecen las hojas de hierbabuena.
Cuando quitamos la tapa, que es transparente, los cubitos salen fácilmente.
Ahora, en verano, podemos llenar las cubiteras con cualquier zumo y luego añadimos los cubitos al zumo y tenemos una bebida muy frescay no la aguamos.

He aprovechado para hacer un coctel, sin alcohol, de frambuesa con naranja.




Si buscais un postre sencillo y con pocos ingredientes, aqui tenéis esta crema sencilla de melocotón. Podeis utilizar la fruta que más os guste según la temporada, y servirla tal que así o con gelatina para que espese y conseguir una densidad distinta.


Además le he dado un toque especial con estas cucharas de chocolate.



Ingredientes:
1 bote grande de melocotón en almibar o 3 melocotones
1 bote grande de leche condensada
1 paquete de gelatina neutra en láminas (20g)
para decorar: chocolate


Elaboración:
Escurrimos los melocotones, dejándolos sin líquido, o si son frescos los pelamos.
Los partimos en trozos pequeños, reservando dos mitades para decorar el plato.


Trituramos el resto de los melocotones, añadimos la leche condensada y mezclamos.


Preparamos la gelatina, ponemos las láminas en agua fría para que se hidraten, 5 minutos, hasta que se ablanden, las escurrimos y las metemos en la leche condensada que previamente habremos llevado a punto de ebullición. Una vez disueltas se añaden la crema de melocotones y se mezclan bien.


Dejamos que se enfríe y espese, luego decoramos con los trozos de melocotones que habíamos reservado y fideos de chocolate.


Para dar un toque original he preparado unas cucharas con este molde especial y chocolate blanco y negro. Basta calentarlo a intervalos breves hasta que se deshaga, echarlo en el molde y esperar a que se enfrie.


Podreis utilizar la cuchara para tomar la crema y al final comerosla tambien!!


Dificultad: baja
Tiempo: 30 minutos

Una ensalada rusa, con la única diferencia es que vamos a poner pasta en vez de patatas, podemos añadir cualquier ingrediente como atún, aceitunas, tomates, pimientos, zanahoria, etc.

Como hoy es el día del Carmen, mi santo, y el de todas las cármenes, os invito a probar esta ensalada ¡muchas felicidades a todas!

Ingredientes:
300 g de crestas (o cualquier tipo de pasta)
150 g de atún
1 bote de aceitunas
1 bote de guisantes
8 tomates cereza
aceite de oliva
vinagre

Elaboración:
Cocer la pasta "al dente" en abundante agua hirviendo. Escurrir, colocar en una fuente y rociar con una cucharada de aceite de oliva para que no se pegue.




Desmenuzar el atún, escurrir las aceitunas y los guisantes.
Partir los tomates cereza por la mitad.
Mezclar las crestas con todos los ingredientes: atún, guisantes, aceitunas, y tomates, añadir el aceite y el vinagre y remover todo.




Tambien podemos añadir pimientos morrones o huevo duro, y para el aliño en vez de aceite y vinagre poner una mayonesa .

Dificultad: baja

Tiempo: 45 minutos.
Más recetas:


La patata es uno de los alimentos más conocidos y utilizados, y lo es no sólo por sus cualidades nutritivas, sino tambien por su precio. Ofrece multitud de posibilidades culinarias que van desde un simple guiso hasta el más sofisticado de los platos.

Ingredientes:
1/2 k de patatas
2 rodajas de salmón
1 pimiento verde
1 cebolla
pimentón
2 cucharadas de pan rallado
3/4 l de caldo de pescado

Elaboración:
Pelar las patatas y trocearlas, arrancando pedazos, una vez cortadas, conservarlas en un bol con agua fría.
Cortar la cebolla y el pimiento en pequeños trozos.



Verter el aceite en una cazuela y saltear en ella el salmón, una vez sazonado.
Retirar la cazuela del fuego y reservar el salmón, quitarle las espinas y partir en trozos.


Saltear en la misma cacerola la cebolla y el pimiento, poner a fuego suave y remover.
Añadir el pimentón y el pan rallado.



Agregar las patatas y saltearlas, remojar con el caldo de pescado, y si hace falta añadir un poco más de agua.
Dejar cocer las patatas unos 40 minutos, hasta que esten blandas, incorporar el salmón y cocinar otros 5 minutos.



Esta caldereta puede hacerse con otro pescado como rape.

Dificultad: media

Tiempo: 1 hora


Más recetas:






El pimiento del Piquillo de Lodosa es una planta herbácea anual. Su siembra se realiza en semilleros.

El proceso de elaboración se compone de las siguientes fases:

- Cuando los pimientos llegan a la fábrica son introducidos en una tolva con agua para eliminar las impurezas del campo.
- Una vez limpios, suben por un transportador para pasar al asado por llama directa.
- El proceso continúa con un meticuloso descorazonado, pelado y eliminación de semillas.


Ingredientes:

1 lata grande de pimientos de piquillo
1/2 vaso de leche
l brick pequeño de nata
4 huevos


Preparación:

Poner en el vaso de la batidora los pimientos (reservando dos para el adorno), la leche, la nata, los huevos y la sal.
Triturar todo y meterlo en un molde para horno, que previamente habremos untado con mantequilla y pan rallado.
Metemos en el horno, al baño maría, a 150º durante 3/4 hora.
Esperar que se enfríe y desmoldar, colocar los pimientos que habíamos reservado .


Dificultad:
media

Tiempo:
50 minutos



Aunque los muffins son una receta inglesa, hoy creo que ya todo el mundo los conoce, normalmente son recetas dulces, pero hoy he pensado que unos muffins salados sería una buena idea. Me han quedado un poco bajos, pero es que me daba miedo rellenarlos más ya que hay veces que crecen mucho, esta vez no ha sido así.


Ingredientes:

- Aceite para engrasar la bandeja de muffins.
- 150 grms de bacon
- 50 grms de queso rallado.
- 175 grms de harina.
- 1 cucharadita de levadura .
- 1/2 cucharadita de sal.
- Pimienta negra recién molida.
- 2 huevos.
- 85 grms de mantequilla derretida.
- 200 ml de leche.
- Una cucharada de perejil picado.

Elaboración:
Precalentar el horno a 180º y engrasar con aceite la bandeja de muffins.
En un bol grande poner los elementos secos: la harina tamizada, la levadura, la sal y la pimienta.

En otro bol batimos los elementos húmedos: la leche, los huevos y la mantequilla derretida. Incorporamos los húmedos sobre los secos. Lo mezclamos con pocos movimientos .



Meter el bacon al microondas unos minutos, ponerlo sobre papel de cocina para que éste absorba la grasa.


Añadimos los trocitos de bacon , el perejil picado y casi todo el queso rallado, dejamos un poco para espolvorear por encima de cada muffin.





Espolvoreamos cada muffin con un poco del queso que habíamos reservado y horneamos durante 25 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Decorar con unos bastoncitos de queso.



Dificultad: media

Tiempo: 25 minutos

Más:
 
Blogging tips